Por Catalina Yob
10 Agosto, 2017

“¿Está todo bien, qué está pasando?”.

La eterna e indiscutida princesa del pop, Britney Spears, se encontraba cantando “You drive me crazy” en uno de sus espectáculos en Las Vegas, cuando un inesperado provocó que dos de sus guardaespaldas se dirigieran hasta donde ella estaba y la escoltaran de forma precipitada hacia la parte trasera del escenario, en donde se encontraban decenas de bailarines. 

Tras un par de minutos, el hecho logró esclarecerse y según informó la policía que llegó hasta el lugar, se trató de unos más acérrimos fanáticos quien se subió al escenario, burlando todas las medidas de seguridad. Debido a la preocupación que generó su presencia en el personal de seguridad que se encontraba apostado en el recinto, los guardaespaldas de la artista debieron interrumpir el show y escoltar a Spears hacia la salida.

9News
9News

La irrupción del sujeto de identidad desconocida tuvo lugar en el momento en que la artista detuvo la canción e interactuó con el público. Fue allí cuando notó la presencia de decenas de guardias en el escenario, hecho que logró alarmarla. Fue tan sólo en un par de segundos que dos de sus guardias la tomaron de los brazos y le pidieron que los acompañara hacia la salida más cercana.

Mientras ella se dirigía hacia la salida, el elenco de bailarines y un par de guardias lograron reducir al fanático y escoltarlo hasta la salida, en donde fue detenido por personal policial que llegó ante el llamado de los guardias de la artista.

“¿Está todo bien?, ¿qué esta pasando?”.

9News
9News

A pesar de que el hecho causó revuelo tanto en la cantante, como en el público que año tras año asiste al show “Piece of me” que realiza desde 2013 en Las Vegas, éste no desencadenó situaciones de gravedad. Tras la reducción del personaje que irrumpió en el escenario, Spears retomó las pistas y cantó los éxitos restantes.

Fan rushes stage tonight #britneyspears @britneyspears

A post shared by Britney Spears: Piece Of Me (@pombritneyperformances) on

Te puede interesar