Por Vicente Quijada
16 octubre, 2018

Antes, el “Pelusa” había lanzado fuertes declaraciones en contra del jugador del Barcelona, cuestionando su carácter de “caudillo”. ¿Quién tiene razón?

Hace unos días, Diego Maradona, quien solía defender sin discusión a Lionel Messi, atacó con todo a su “sucesor“. En conversación con Fox Sports México, el actual técnico de los Dorados de Sinaloa fue muy duro con el “10” del Barcelona, quien no ha vuelto a la selección albiceleste tras el fracaso en la Copa del Mundo.

Cézaro de Luca

“En la cancha sí la pide, pero antes de hablar con los compañeros se va a jugar a la Play. Para mí es difícil hablar, pero es inútil querer hacer caudillo a un hombre que va 20 veces al baño antes de un partido”, disparó el campeón mundial en 1986, quitándole todo apoyo a quien siempre escudó.

“No lo endiosemos más. Messi es Messi jugando en Barcelona. Jugando con la camiseta argentina es uno más”, volvió a cargar el “Pelusa”, para luego relativizar y afirmar que, de todos modos, “Messi es el mejor del mundo, junto a Cristiano Ronaldo”. Y si bien el apelado no le ha contestado a Maradó, si lo hizo Mario “Matador” Kempes, otro histórico de la selección argentina y campeón del mundo en 1978, a quien no le cayeron nada de bien las palabras del “10”.

“Si el pibe va 20 veces al baño antes de cada partido y me demuestra que es por los nervios ¿Lo voy a controlar? No creo. Messi es desde hace 8 años o más el número uno. Desde que Ronaldinho se fue del Barcelona y él agarró la número 10”, lanzó el goleador, en defensa del ya legendario delantero blaugrana.

EFE

Pero esas no fueron las únicas ácidas declaraciones de Maradona, quien incluso se atrevió a dejar fuera de la nómina a la “Pulga” -si fuera, tal como en 2010, DT de la albiceleste-. “No llamaría a Messi, pero nunca digas nunca. Hay que sacarle presión. Hay que sacarle el caudillo que queremos que sea Messi, que no lo va a ser. A Messi le decís ‘tírate de cabeza contra el palo’, y él prefiere jugar a la Play”, disparó, para luego hacer gala de su ego, a pesar del regular rendimiento que consiguió en el banquillo albiceleste. “Haciéndolo jugar como yo quiero, lo llamaría y lo haría jugar como sé que juega Messi”, sostuvo.

“Cada vez que Diego abre la boca, es un problema porque no respeta y a él siempre se lo respetó en su época de jugador“, le contestó el “Matador”. “A él nadie le dijo nada por perder la final del Mundial 90. El tiempo de Diego ya pasó, tampoco es un ejemplo para decir tantas cosas”, volvió a repasar a su otrora compañero de selección.

AFP

¿Le responderá?

 

Puede interesarte