Por Catalina Yob
10 agosto, 2017

“Si fuera al revés habrían disturbios en las calles”, fue uno de los comentarios por parte de uno de los detractores de la inédita decisión.

La desigualdad de género es sin duda alguna uno de los tópicos más debatidos y comentados actualmente. Día tras día, nuevas situaciones que exponen la diferencia que surge en temas laborales y sociales, las cuales ponen de manifiesto que las mujeres siguen siendo subvaloradas y siendo objeto de bajos salarios y menores derechos respecto a la población masculina.

Y es que este tema no sólo abarca la desigualdad salarial, sino que también la violencia psicológica y física que sufren diariamente aquellas mujeres, cuyas parejas se sienten superiores y con el derecho de poseerlas. Por ello es que cada vez surgen más entidades y movimiento que buscan implantar el tema como debate internacional.

Esto bien lo sabe Belle Ngien, gerente general del café “Handsome Her” en Australia, quien recientemente implementó una inédita y controversial medida al interior del establecimiento, la cual alude al precio de los productos. Ngien instauró el “impuesto de género”, lo cual se traduce en que los hombres deben pagar un 18% más del precio original. Esto debido a la radical diferencia que se genera entre los sueldos que reciben los hombres y las mujeres a nivel mundial.

“Lo único que realmente queríamos era crear conciencia e iniciar conversaciones sobre la brecha de género”.

Sin embargo y de forma esperada, la población masculina que asiste regularmente al recinto se mostró enfurecida ante la nueva “ley”, opinión que fue ampliamente compartida a través de redes sociales, en donde se generó un verdadero debate entre quienes aplaudían la idea y quienes la repudiaron. 

 

Handsome Her

“Handsome her es un espacio de las mujeres y para las mujeres”.

“Regla nº1: las mujeres tienen prioridad al sentarse”.

“Regla nº2: a los hombres se les cargará un 18% más en función de la diferencia de género, cifra que se donará al servicio de la mujer”.

“Regla nº3:  el respeto debe ir en ambos sentidos”. 

“Si fuera al revés habrían disturbios en las calles”.

Te puede interesar