Por Camila Cáceres
12 mayo, 2017

El video no es apto para personas con miedo a las alturas.

China tiene historia de logros arquitectónicos tan imponentes que son vagamente aterradores, pero con sus “skywalks” (“camino en el cielo”) se pasaron. El “Puente de los Héroes” en la provincia de Hunan une dos riscos entre las Montañas Rocosas de Buda y se extiende por 300 metros… a unos infartantes 180 metros de altura, con un piso de vidrio transparente (y afortunadamente muy grueso) que te permite calcular exactamente cuánto tiempo te tardarías en dar contra el suelo.

Aparte tienes otro en Hunan llamado el “Dragón enroscado” en la montaña Tianmen, con 100 metros entre el puente y el suelo, donde además puedes apreciar ventiscas que hacen sonar el puente como un dragón enojado.

Maravilloso, ¿eh?

A menudo los turistas no saben realmente a qué se estaban metiendo y el Internet está lleno de personas muy arrepentidas de sus decisiones, maldiciendo a la fuerza de gravedad, llorando y expresando similares sentimientos de aprecio a la tierra firme.

Quizá el video más increíble de todos fue grabado por la familia de un hombre que llevaba de la mano a su hijo de tres años, pero el terror lo detuvo y el niño tuvo que forzarlo a moverse.

Bueno, el movimiento no lo ves en el video, sólo el terror y no precisamente del niño.

El pobre niño insiste “vamos, papá, vamos”, completamente confundido por la situación.

Según Huanqiu.com, el pobre hombre habría estado tratando de ganar una apuesta.

¿Podrías cruzar uno de estos puentes?

Puede interesarte