Por Daniela Morano
10 enero, 2018

Ouch.

En el hemisferio norte hace tanto frío que hasta el mar se ha congelado y en lugares como Hawaii ha nevado tanto que sus montañas están cubiertas en hielo. Y en China la situación no es distinta. Un niño caminó 4.5 kilómetros hasta la escuela con temperaturas bajo cero en la provincia de Yunnan y llegó con su cabello literalmente congelado.

Llevaba una delgada capa de ropa y en la escuela tampoco hay calefacción, por lo que hasta la piel de sus manos estaba resquebrajándose por el frío. Se ve realmente muy doloroso.

People’s Daily Online

El niño, Wang Fuman de 8 años,  vendría de una familia sin muchos recursos, su madre lo abandonó y su padre trabaja en otra ciudad. Vive con su abuela y su hermana mayor, y su maestra asegura que debe caminar más de una hora hasta la escuela todos los días.

People’s Daily Online
People’s Daily Online

Cuando el niño ingresó a la sala de clases con sus otros 16 compañeros estos se habrían burlado pero él no parecía molesto y se rió junto a ellos.

La noticia se hizo viral y muchos usuarios en Weibo (el Facebook de China) demostraron sus intenciones de ayudarlo y le enviaron mensajes de apoyo, para que siguiera estudiando y pudiese de alguna manera cambiar su destino con ese arduo trabajo.

People’s Daily Online

Si es capaz de aguantar -9ºC por ir a clases, este niño llegará lejos.

Puede interesarte