Por Constanza Suárez
21 enero, 2019

Países como Australia y Francia también han comenzado a legislar contra productos hechos por niños y trabajadores forzados. Es hora de proteger sus derechos humanos.

Cerca de 85 millones de niños en todo el mundo trabajan en condiciones peligrosas y sucias, y 21 millones de adultos y niños son obligados a realizar trabajos de alto riesgo, según World Vision.

El duro trabajo infantil alrededor del mundo no es un misterio y probablemente sabes que algunas de tus más preciadas prendas fueron hechas por un niño en un continente bastante pobre.

Una propuesta de ley federal espera acabar con las compañías canadienses que importan productos hechos por niños y también bajo trabajo forzado.

CC

El Proyecto de Ley de Esclavitud Moderna, presentado por el diputado liberal John McKay, pretende que las compañías publiquen un informe cada año, detallando lo que han hecho para garantizar que sus cadenas de suministro sean transparentes y libres , por completo o parcialmente, de bienes y materiales producidos por niños y trabajadores forzados.

La Agencia Canadiense de Servicios Fronterizos también tendría el poder de prohibir estos productos e imponer multas de hasta 250 mil dólares si se descubre que son utilizados.

«Los canadienses quieren estar seguros de que los bienes que consumen y los servicios que reciben no están infectados por el flagelo de la esclavitud en ninguna parte de la cadena de suministro», dijo McKay en un comunicado.

ILO

Según World Vision, hasta mil doscientas compañías canadienses importarían productos hechos por niños y trabajadores forzados, desde bananas hasta alfombras, zapatos, esmeraldas y juguetes hasta adornos navideños.

Otros países están comenzando a legislar contra estos productos, como en el Reino Unido, Australia y Francia.

«Una legislación como esta está ayudando a las empresas a hacer lo correcto y proteger los derechos humanos», dijo Simon Lewchuk, asesor principal de políticas de World Vision Canada a Huffington Post.

Davinder Kumar

El proyecto de ley sigue al informe del Senado que recomendaba que el gobierno canadiense debería crear una legislación para terminar con todo el trabajo infantil y forzado en las cadenas de suministro. El gobierno responderá en febrero de 2019.

Puede interesarte