Por Diego Aspillaga
16 marzo, 2020

Los sucios caminos de agua de la hermosa ciudad están ahora llenos de agua cristalina y peces que aprovechan la limpieza y falta de contaminación que vienen con la cuarentena.

El coronavirus ha interrumpido la vida de millones de personas en el mundo entero. Pero aún a pesar de la grave situación que ha provocado, el paso de la enfermedad por las ciudades del mundo ha dejado unas postales memorables. 

El también llamado COVID-19 fue detectado en la ciudad china de Wuhan y desde se esparció violentamente al mundo entero. Las autoridades, en un esfuerzo por detener los contagios y contener la pandemia, declararon distintas medidas para evitar que la población siguiera corriendo riesgos. 

Andrea Pattaro / Getty

Esto fue exactamente lo que que está sucediendo en Italia. El coronavirus llegó de sorpresa a la región de Lombardía, al norte del país, y obligó a las autoridades a declarar una cuarentena obligatoria para todos los que ahí habitan, para luego extenderla a todo el país. 

El primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que desde el martes 11 hasta el 3 de abril, todo el país estará en cuarentena, con prohibición de salir de sus casa a menos que sea estrictamente necesario y que tengan el permiso de las autoridades para hacerlo.

«Estamos teniendo un crecimiento importante en la infección … y en las muertes», dijo en un discurso nocturno a los medios locales, reportó la BBC.

Antonio Masiello

«Toda Italia se convertirá en una zona protegida. Todos debemos renunciar a algo por el bien de Italia. Tenemos que hacerlo ahora. Es por eso que decidí adoptar medidas aún más fuertes y severas para contener el avance … y proteger la salud de todos los ciudadanos», agregó.

Y si bien tener a un país entero encerrado en sus casas ha sido muy complicado para los italianos, al menos existe un lado positivo: sus ciudades han demostrado toda la belleza que estaba escondida entre la multitud.

Andrea Pattaro / Getty

El Vaticano vacío, la Fontana di Trevi sin visitantes, el magnífico Coliseo en toda su gloria sin turistas ni vehículos que interrumpan el paisaje; todos estos hitos históricos han demostrado toda su belleza después de que la gente saliera de las calles.

Y dentro de todas estas impactantes ciudades fantasma, existe una que sobresale sobre el resto debido al cambio radical que ha demostrado: Venecia.

La Nuova di Venezia e Mestre

Esta milenaria urbe se caracterizaba por los millones de turistas que recibía a diario, los que además de llenar sus calles y plazas, traían consigo altos niveles de contaminación que se veían reflejados sobre todo en los canales de la ciudad, los que ya parecían líneas de desagüe.

Pero el paso del coronavirus ha transformado estos sucios caminos acuáticos en hermosos caminos de color turquesa, aguas cristalinas y cientos de peces aprovechando la esta nueva limpieza.

La Nuova di Venezia e Mestre

Esto es precisamente lo que se puede apreciar en un video publicado por el canal de Youtube La Nouva de Venezia e Mestre que muestra la nueva cara de esta bella y desierta ciudad.

Si bien el coronavirus es una amenaza real que ha causado estragos en el mundo entero, por lo menos ha permitido ver la verdadera belleza de las ciudades más lindas y emblemáticas del mundo.

Hay que ver el lado positivo. 

 

 

Puede interesarte