Por Alex Miranda
27 junio, 2018

«Contamos con el apoyo conjunto del gobierno para que cesen, lo antes posible, las violencias físicas, verbales y morales en nuestra contra», condenó la confederación de carniceros.

En Francia hay muchas cosas de las cuales preocuparse, desde las crisis de inmigrantes que azotan la Unión Europea o incluso del mundial, pero nunca se imaginaron que el tema que colmaría los titulares de las noticias de hoy serían las peleas entre veganos y carniceros.

Y es que en el país europeo, los carniceros y charcuteros -los vendedores de fiambres y cecinas franceses- solicitaron formalmente al ministro del Interior, Gérard Collomb, protección policiaca especial frente a los ataques y la «violencia» que dicen sufrir a manos de los grupos de veganos, antiganaderos y antiespecistas. 

AP

Estos ataques, tanto físicos como verbales, exigen de la presencia de la policía francesa. O al menos eso dice la carta que mandó la Confederación Francesa de Carniceros y Charcuteros (CFBCT, por sus siglas en francés), fechada el 22 de junio y que es firmada por el presidente de la confederación, Jean-François Guihard. En la carta puede leerse:

«Contamos con sus servicios y con el apoyo conjunto del gobierno para que cesen, lo antes posible, las violencias físicas, verbales y morales».

Según las palabras de Jean-François, los 18.000 carniceros y charcuteros de Francia están «muy preocupados por las consecuencias de la gran mediatización del modo de vida vegano«, dijo. Además, indicó estar absolutamente conmocionado por lo que según ve, es una parte de la población imponiendo «a la inmensa mayoría su modo de vida, por no decir ideología».

A parte de esos datos, también lamenta que recientemente se intimidara a varios carniceros y charcuteros, ya que esto es un tipo de violencia que, según la carta mandada por la CFBCT, se ejerce «tanto a rostro descubierto como enmascarado»

Marlow Butchers

«Stop al especismo»

En la región francesa de Hauts -en el norte de ese país-, siete carnicerías fueron completamente rociadas con sangre falsa el pasado mes de abril. Por otro lado, en otra carnicería y en una pescadería, alguien rompió los vidrios del lugar y pintó en las fachadas inscripciones que decían «Stop al especismo». Para los que no saben, los especistas son los que se oponen a cualquier tipo de jerarquía entre las especies, poniendo especial énfasis en la relación entre humanos y animales.

Además de estos ejemplos, el CFBCT dice que también hubo casos parecidos en la región de Occitania, en el sudeste del país, aunque no dan muchos más detalles sobre el tipo de ataque que fue, ni cuantos lugares o personas se vieron afectadas.

A todo eso hay que sumarle un caso que pasó a finales de marzo, cuando una militante vegana hizo comentarios que se tomaron como «apología al terrorismo», por lo que fue condenada a siete meses de prisión.

AP

Lo que pasó fue que la chica decidió hacer un comentario en redes sociales sobre la muerte en un supermercado de Trebes, de un carnicero a manos de un atentado yihadista que causó mucho revuelo en el país, más que nada por las otras tres muertes que produjo, además del carnicero. El mensaje que escribió la chica decía:

«Pues vaya, ¿les choca que un asesino se haga matar por un terrorista? A mí no, no tengo ninguna compasión por él, se ha hecho justicia».

El mensaje fue subido tres días después de la muerte del carnicero Christian Medves en la ciudad de Trebes, una de las cuatro personas que mató Radouane Lakdim, el yihadista que cometió el atentado. Y si bien la chica vegana después de subir el mensaje lo quitó -por las reacciones que estaba recibiendo-, no fue suficiente para que no generara el bastante ruido como para ser procesada por la justicia.

La pregunta que se hace la Federación Profesional de Carnicería ante estas situaciones es bastante simple: «Frente a esta escalada de la violencia, ¿cuál será la próxima etapa?». Ya que para ellos, obviamente hay «algunos individuos y organizaciones que buscan sembrar terror».

Puede interesarte