Por Cristofer García
17 junio, 2022

Agustina Ossona, de Argentina, afirmó que “es fundamental que difundamos esto entre mujeres. Si creen que van a querer ser madres en el futuro, háganlo cuanto antes”.

En la actualidad cada vez es más común que las mujeres jóvenes decidan no ser madres si así no les parece. Antes, como la sociedad era más conservadora, las mujeres cargaban con la responsabilidad de tener hijos como si fuera una obligación, a pesar de que muchas no querían concebir a un bebé.

Es por ello que ahora se presentan distintos tipo de métodos y tratamientos que pueden postergar la maternidad por mucho tiempo, en caso que alguna quisiera ser madre en el futuro. Por esas razones no debería ser extraño encontrarse con jóvenes que de forma temprana toman la decisión de no ser madres o al menos no serlo pronto.

Así es el caso de Agustina Ossona, una chica de 26 años de Argentina que decidió congelar sus óvulos porque no desea ser madre a su edad actual. Si el futuro cambia de opinión tendrá la posibilidad de tener bebés, pero ahora no está en sus planes.

Agustina Ossona

“Ayer, teniendo 26 años, congelé mis óvulos. Gracias medicina por permitirnos diferir la maternidad hasta que esta sea compatible con nuestros proyectos personales. Ganarle a la biología también es empoderarnos“, escribió Agustina en una publicación en su cuenta en la red social Twitter.

“Es fundamental que difundamos esto entre mujeres. Si creen que van a querer ser madres en el futuro, háganlo cuanto antes. Que nadie nos corra con: ‘¿y los nenes para cuándo? mira que se te va a pasar el agua de los fideos, eh’.  No mi amor, a los nenes los tengo crioconservados“, añadió.

Agustina Ossona

Para congelar los ovocitos (óvulos en su fase temprana), con la intención de ser usados en el futuro, Agustina necesitó de una serie de tratamientos médicos. “Hubo que pasar por varias inyecciones de hormonas durante dos semanas. Además, durante ese lapso hay que hacerse ecografías y análisis de sangre casi todos los días”, detalló.

“Más allá de eso se puede hacer vida totalmente normal. Solo se corta actividad física por riesgo de torsión ovárica y hay que tratar de estar tranquilas para garantizar la eficacia del tratamiento”, contó la joven, quien afirmó que no era nada grave.

Agustina Ossona

Su publicación recibió comentarios de todo tipo, pero la joven quiso destacar que a pesar de que es costoso, se trata de una inversión en los planes de cada mujer que decida hacerlo. “El procedimiento lamentablemente es caro para nuestros sueldos y, salvo que tengas una patología que afecte tu fertilidad, las prepagas no lo cubren. El costo es de aproximadamente 1.800 dólares”, dijo.

Agustina Ossona

“Luego se pagan 250 dólares por año para el mantenimiento. Sale lo mismo que un viaje a la Riviera Maya (México), sin embargo no veo gente denunciando ‘privilegios’ cada vez que alguien sube una foto en Cancún como sí lo hacen en este tweet”, agregó.

Puede interesarte