Por Javiera González Ruiz
14 octubre, 2019

Son las consecuencias de exigirle al cuerpo.

Ser deportistas y competir no es fácil. Deben ser rigurosos con los entrenamientos y también estar absolutamente conscientes de que no hayan consumido ningún producto que les de positivo al dopaje, pues si eso ocurre serán desclasificados enseguida.

Tarde se dio cuenta un ciclista esloveno llamado Janez Brajkovic, que fue suspendido por 10 meses luego de que en julio del año pasado diera positivo en un test de metilhexanamina, un componente que actúa como estimulante del sistema nervioso central y que más tarde él explicó que se encontraba en un suplemento alimenticio que había consumido y que solía ingerir como tratamiento a su trastorno de bulimia.

AP

Por suerte ese episodio ya quedó atrás y ahora por fin regresó al ciclismo… al menos así lo contó en su cuenta de Instagram luego de publicar una imagen de sus piernas con los músculos evidentemente tensos tras participar en la carrera CRO en Croacia. En ella, obtuvo el puesto número 38.

“Se trata de no arruinarlo esta vez” escribió en compañía de la impactante imagen.

Instagram @janibrajkovic

Pero él no es el único en mostrarle a sus seguidores el esfuerzo que hacen sus músculos para dar los resultados que desean.

En mayo de este año, el ciclista José Joaquín Rojas también compartió una imagen de sus piernas marcadas de venas hinchadas en sus redes sociales luego de participar en el Giro de Italia.

Instagram @JoseJoaquinRojas

Y hace dos años, el ciclista polaco Pawel Poljanski también compartió una imagen similar de sus piernas tras completar la 16ª etapa del Tour de Francia, demostrando a todos el exhaustivo esfuerzo al que había sometido sus músculos.

Instagram @Pawel Poljanski 

Pero… ¿por qué se inflaman de esa manera las venas y se marcan tanto los músculos?

Según varios especialistas, tiene que ver con la constante circulación de la sangre, que es necesaria para que el cuerpo se mantenga activo en las distintas etapas, que pueden llegar a durar hasta ocho horas.

En una persona normal, el ritmo sanguíneo de las piernas es de unos cinco litros por minuto, en cambio en alguien que hace actividad física con regularidad, el ritmo es de unos 20 litros por minuto.

Pero en el caso de un ciclista de élite, tienen en cada pierna una cantidad de litros de sangre que es casi cinco veces mayor que la que fluye en una persona normal, y ese gran volumen moviéndose con el ejercicio, hace que las venas se marquen de esa forma.

Instagram @janibrajkovic

Y eso, sumado al bajo porcentaje de grasa -entre 5% y 10% del cuerpo- que poseen los deportistas de alto rendimiento, la piel está más pegada a los músculos y no hay nada que oculte sus fibras musculares.

Puede interesarte