Por Maximiliano Díaz
5 febrero, 2018

Gracias a este invento, tus seres amados podrán compartir con una versión virtual de ti.

Al fin alguien creó el invento perfecto para las tareas burocráticas que nadie quiere hacer en realidad. De ahora en adelante, si es que alguien necesita ayuda, pero es orgulloso y, además, tiene poco tiempo, podrá disponer del fabuloso «Uber Humano», un concepto tecnológico que le permite a las personas estar presente en cualquier lugar, usando un cuerpo ajeno.

¡¿Cómo?!

La verdad, es más sencillo de lo que se oye: hace algunos días, el investigador japonés Jun Rekimoto presentó su nueva idea, el ChameleonMask (Máscara Camaleón), en un famoso festival tecnológico de Singapore. A pesar de haberlo descrito como «el Uber humano», en realidad su concepto se acerca más a un FaceTime móvil en tiempo real, lo que no deja de ser impresionante, si pensamos que, en el fondo, permitiría a otros vivir nuestra vida por nosotros.

Twitter/@willknight

Según el sitio web de Chameleon Mask:

«Para ser usada, un usuario subrogante se pone una máscara que muestra en vivo y de forma remota al usuario original, y tiene un canal de voz para que ésta se transmita. El subrogante usa mímicas siguiendo la dirección remota del usuario».

El subrogante puede vestirse como prefiera, mientras que le permita al usuario dirigir sus movimientos mediante instrucciones remotas. El usuario original, por su parte, puede presenciar todos los sucesos en tiempo real gracias a una webcam, e interactuar con las personas acompañadas del subrogante. De acuerdo a la página web de Chamaleon Mask, esto le permite a los usuarios asistir a eventos que, de cualquier otra forma, se perderían. Sobre, el diseño, aseguraron que:

«Está basada en una hipótesis nuestra, asumimos que la telepresencia física y social puede ser personificada por un humano subrogante que imita al usuario remoto. También elimina las dificultades de los robots teleoperados».

Chameleon Mask

Entre las sugerencias que presentan sus autores, Rekimoto recomienda que la máscara sea utilizada por alguien de similar peso, estatura, tipo de cuerpo y género que el usuario. Idealmente, alguien que conozca al resto de las personas que compartirán con él, como con colega, o un amigo.

A pesar de lo impresionante de este invento, la tecnología de la telepresencia ya se ha dejado ver antes, pero con robots controlados de forma remota. Rekimoto asegura que la Máscara Camaleón puede darte una experiencia mucho más satisfactoria e inmersiva que los robots.

Puede interesarte