Por Andrés Cortés
2 mayo, 2018

¿Se justifica esta matanza por una investigación científica? Sería solo el comienzo…

La muerte desde tiempos inmemorables ha motivado la investigación científica de toda la raza humana. También ha inspirado miles de versos y prosas y el cine se ha esforzado por pensar en una posibilidad donde somos capaces de convertirnos en seres inmortales. Realmente no sabemos por qué alguien querría vivir por siempre, pero esto pronto podría llegar a ser real.

El Dr. Nenad Sestan es un científico que ha hecho un gran avance que involucraría la cuestionada palabra de la inmortalidad. A través de experimentos ha conseguido mantener vivos a cerebros de cerdo fuera de sus cuerpos después de la muerte.

Wikimedia

Si bien parece un experimento bastante macabro, no podemos negar que también es increíble que consigan algo solo soñado por los adictos a la ciencia ficción. De acuerdo al sitio Unilad, el Dr. Sestan y sus investigadores de la Universidad de Yale decapitaron entre 100 y 200 cerdos y lograron que sus cerebros se mantuvieran en funcionamiento por más de 36 horas luego de su muerte.

¿Cómo nos afecta esto a nosotros?

De acuerdo con el informe que proporcionó el sitio Technology Review, se cree que estos experimentos trazarían un camino hacia la inmortalidad humana, pero no de una manera particularmente agradable.

En múltiples películas hemos visto cómo en el supuesto futuro los cerebros son almacenados en estanques donde es posible que se conserven. Bueno, este experimento es prácticamente lo mismo, pues el cerebro se conectaría con una Inteligencia Artificial luego de que nuestro cuerpo otorgó su último aliento.

Warner Bros

El Dr. Sestan afirmó que los hallazgos que encontraron fueron “inesperados” y “alucinantes”, pues las células cerebrales todavía estaban funcionando “vivas y sanas”, señala. No obstante, el especialista se negó a dar más información al mencionado sitio pues envió los resultados a una revista académica y, hasta que no se publique, no entregará más información sobre este experimento.

Pero aún estamos lejos de la inmortalidad humana.

Si bien el doctor señala que los cerebros se encontraban vivos y sanos, se cree que estamos aún muy lejos de que esta técnica sea capaz de replicarse en seres humanos.

Uno de los principales problemas sería que las sustancias químicas que se colocan en el cerebro para evitar la hinchazón cuando se elimina el cuerpo, podrían prohibir la generación de consciencia.

Hace algún tiempo hablamos de Sam Altman, un multimillonario que ha pagado 10,000 dólares para someterse a un proceso de suicidio con el fin de que su cerebro pueda cargarse en línea. También se encontraría en una exclusiva lista de 25 personas para la empresa Nectome, la cual promete subir los cerebros de sus clientes a la nube.

Wikimedia

Si bien aún es lejana la posibilidad de que nuestros cerebros se conecten a la nube o puedan vivir por siempre en línea alcanzando un nivel de inmortalidad, lo cierto es que esto ocurrirá más temprano que tarde.

Recordemos que la empresa Nectome, quien promete dar este servicio, ya ha ganado 2 premios de la Brain Preservation Foundation por preservar el cerebro de un conejo el 2016 y el de un cerdo el 2018, de acuerdo a The Guardian.

Aquí puedes ver una nota sobre el avance de esta ciencia.

¿Cuánto faltará para que la ciencia sea capaz de preservar nuestros cerebros?

.

Puede interesarte