Por Vicente Quijada
10 septiembre, 2018

Según él no fue Benítez quien los levantó, sino que el capitán Gerrard.

Cuando el juez Mejuto González tocó el silbato indicando el final del primer tiempo, el marcador en el Olímpico de Estambul era esclarecedor: 3-0. El Milán de Ancelotti barrió con los “Reds” de Rafa Benítez desde el minuto 1′, con el gol de Maldini, y luego un doblete de Crespo, el cual cerró culminando un contragolpe letal con una vaselina impecable.

AP

Golpeada, la escuadra inglesa no parecía tener alguna oportunidad ante tan compleja situación, pero bastaron 9′ minutos del segundo lapso para que el sempiterno capitán dijera lo contrario con un sobrio cabezazo. 2 minutos más tarde, Smicer se atrevía con un balazo desde fuera del área, y para el 60′, Xabi Alonso cerraba con un angustiante penal la remontada. No bastando con ello, el Liverpool llevaría el duelo hasta la prórroga, teniendo Dudek una doble tapada salvadora a Shevchenko cuando se acababa y luego sería el mismo ucraniano quien fallaría desde los 12 pasos. Los “reds” eran campeones tras un regreso inverosímil, en el infierno de Estambul. 

Nadie lo podría creer, ¿cómo era posible levantarse así? Varias han sido las conjeturas que se han hilado en base a testimonios, con el vestuario del entretiempo como escenario principal. Ahora es Djibril Cissé, el delantero de 24 años en ese entonces, quien entregó su versión de lo que ocurrió allí. “Nunca olvidaré la charla de Gerrard en el entretiempo de la final de la Champions League en 2005. Steven se paró y le pidió al staff técnico que dejara el camarín. Él quería estar a solas con los demás jugadores. El staff se fue, hasta los fisioterapeutas que le estaban dando tratamiento a los jugadores”, relató en conversación con radio RMC.

PA

“Steven se paró y dijo que Liverpool es todo lo que tiene, es su club, es todo lo que ha conocido y que no quiere ser el hazmerreír de la Champions League. Él dijo que si nosotros lo respetamos y lo queremos como capitán, entonces necesitamos desenpolvarnos y volver al partido”, detalla el francés.

“Él marcó el primer gol, obtuvo un penal y tuvo un extraordinario segundo tiempo, terminado el partido jugando como central. Tuvo partido loquísimo, pero ese discurso en el entretiempo quedará impreso en mi memoria para siempre”, concluye el ariete, quien ingresó en el 85′ de aquella final. Sin embargo, no todos están de acuerdo con aquello. 

En respuesta a David O’Connell -@DaveOCKOP-, Jamie Carragher, el mítico defensa de la escuadra británica y quien estuvo presente durante los 120 minutos ese día, le lanzó un par de emojis de sospecha, riéndose de la declaración de su ex compañero. Para ser aún más tajante, le contestó a otro twittero que le preguntó si eso realmente había ocurrido. “No lo creo, quizás salí del vestuario junto al resto del staff”, disparó con ironía.

Sumado a ello, fue el mismo Gerrard quien, en 2016, le dio el crédito a Rafa Benítez por el discurso que terminó por levantar la moral de los ingleses. “Antes, todos estaban hablando, tratando de ayudar al otro y preguntándose porqué habíamos estado tan mal en la primera mitad y porqué Kaká nos estaba causando tantos problemas. Por lo que había mucho ruido, pero entra Rafa, nos calma a todos y nos da la charla inspiracional que el equipo necesitaba para salir adelante y volver al juego”, manifestó en conversación con BT Sport.

Es más, dicho discurso fue descrito por el mismo entrenador español en el libro “A Season on the Brink” de Guillem Balague. En el texto de autoría de Benítez, explica que, tal como está en los pósters que hay en algunos pubs de Liverpool, lo que dijo ese día rezaba más o menos así: “No bajéis la cabeza. Todos los jugadores que salgan al campo tras el descanso tienen que mantenerla alta. Somos el Liverpool, estáis jugando para el Liverpool. No lo olvidéis. Tenéis que mantener la cabeza alta por los aficionados. Hacedlo por ellos. Nos os podéis llamar jugadores del Liverpool si bajáis la cabeza. Si creamos unas cuantas ocasiones, tenemos la posibilidad de volver al partido. Creed que podéis hacerlo y podremos. Daos la oportunidad de ser héroes”.

PA

¿Habrá sido Gerrard o, como todo apunta, Benítez el responsable de la remontada más épica que hayamos visto en la competición internacional? Quien sabe, puede que incluso fuera la mufa de Gattuso. 

Puede interesarte