Por Luis Lizama
7 agosto, 2020

Dijo que no le importaba vivir ahí, que incluso era “tranquila” y “liberadora”. Se ha transformado en un atractivo turístico, que recibe a curiosos todos los días.

La vida en la carretera es al límite. Nunca sabes lo que puede depararte, al menos cuando la recorres en algún vehículo. En este caso ocurre algo similar, sin embargo, es la autopista quien envuelve a la protagonista. Se podría decir que la ruta llegó hasta su propia casa.

En la ciudad China de Guangzhou las autoridades construyeron una carrera alrededor de un humilde hogar. El dueño se negó por años a venderla, hasta que no quedó otra opción más que hacerla sin tocarla. En ese sector, la pista se divide y después vuelve a juntarse, dejando un pequeño “agujero” donde vive la señora Liang.

Guangzhou Daily – Weibo

Por varios años se llevaron negociaciones entre las autoridades y la mujer dueña de la casa, pero nunca llegaron a buen puerto. Ella rechazó todas las propuestas que hizo el Gobierno, asegurando que las ofertas no fueron las adecuadas.

Guangzhou Daily – Weibo

De eso ya pasó un tiempo y el proyecto se materializó. Pasaron los años y ahora se han publicado imágenes aéreas del humilde hogar entre las dos pistas. Se convirtió en un atractivo turístico.

El lugar se ha convertido en un atractivo para muchas personas, por lo que autoridades han debido cercarla y evitar posibles accidentes.

Pear Video

No le ofrecieron un hogar a dónde irse, así que su respuesta fue tajantemente no. Muchas personas la critican por no abandonar el lugar, haciendo alusión a lo pobre de su vivienda.

Ella ha dicho que no le complica, que se trata de un lugar tranquilo, liberador, agradable y cómodo. Aunque también Algunas personas aseguran que la señora Liang habría exigido al Gobierno 4 apartamentos, pero solo aceptaron darle dos. No llegaron a acuerdo.

Guangzhou Daily – Weibo

Muchas personas han llegado hasta el lugar para fotografiarse y mirar la curiosa vivienda. Al igual que la señora Liang, otras 47 viviendas fueron compradas y desalojadas, para construir el proyecto de la autopista. Todos los demás se mudaron, pero ella sigue allí.

De la misma forma las autoridades comunicaron que los ingenieros estudiaron el caso y llegaron a la conclusión de que no existían peligros para la mujer. Prometieron seguir en contacto para llegar a una posible solución.

Puede interesarte