Por Daniela Morano
17 diciembre, 2018

De no ser por su rápida reacción, ninguno de los dos habría sobrevivido.

Quienes no están acostumbrados a convivir con niños quizás no sepan que estos pueden llegar a ser muy ingeniosos e inteligentes, incluso a actuar de mejor manera que un adulto en situaciones de riesgo. Si no lo creen es cosa de leer la increíble hazaña de Ben Hedges, un niños de 8 años que salvó su vida y la de su mamá, Lauren Smith, cuando ambos iban en un coche a 100 km/h y a ella le comenzaron a dar convulsiones. 

La mujer de 27 años comenzó a temblar y sus manos llevaron el coche de un lado a otro, poniendo en peligro tanto a ella como a su hijo. En ese momento Ben reaccionó rápidamente y tomó con tranquilidad el volante del coche, con el cual logró moverse hasta un lado de la carretera y detenerse. Incluso encendió las luces de emergencia.

Eastnews Press Agency

Smith fue llevada a urgencias, donde le aseguraron que sufrió convulsiones, algo que le ocurría por primera vez en su vida, haciendo de la reacción de su hijo aún más impresionante pues no está entrenado para actuar con velocidad en situaciones de peligro. 

“Estuve conduciendo de forma errática durante como un minuto y luego colapsé, dejé ir el coche y quedé inconsciente. Mi cabeza estaba sobre el volante”, dijo luego a Daily Mail, una vez recuperada.

Eastnews Press Agency

“El coche estaba yendo de un lado a otro mientras intentaba detenerlo. Unas 4 o 5 personas se acercaron a ver si estaba todo bien”, dijo respecto a los momentos antes de que la llevaran al Hospital General de Colchester. 

Lauren Smith

Para Smith su hijo es un héroe por su valentía, “estoy en shock de que haya sabido que hacer. Es mi héroe. No puedo parar de pensar qué habría pasado si no hubiese reaccionado tan rápido, odio pensar que ese habría sido el fin. Estoy muy agradecida y se lo digo todo el día, para que sepa”.

Puede interesarte