Por Camilo Fernández
6 junio, 2018

Para que no fueran violadas, las esposas eran quemadas vivas junto a sus esposos fallecidos.

Difícil creer que en algún momento el mundo fue así. Leído en textos de historia, pareciera que se hablara de mitología o ficción, pero aparentemente la humanidad siempre ha estado desquiciada. Tal como algunas prácticas actuales que en un par de siglos van a ser impensadas.

Acá te dejamos 9 prácticas históricas increíblemente horrorosas, como comer humanos como medicina, que ni imaginaste que existieron.


1. El canibalismo fue ocupado como medicina en el siglo XVII y XVII en Europa

commons.wikimedia.org

La carne humana se ingería como medicamento y suplementos. A veces se mezclaba con chocolate o con bebidas. Irónicamente, los europeos colonizaban partes de América y África, considerando a los nativos como “salvajes” debido a prácticas y rituales caníbales.


2. Las momias egipcias son raras hoy en día no porque sobrevivieron pocas en las tumbas, sino porque la demanda caníbal era mucha en Europa en el siglo XVII

commons.wikimedia.org

Las momias egipcias de faraones eran vendidas como medicina en Alemania hacia el siglo XX. La foto muestra a un vendedor de momias en 1875.


3. Las convulsiones que un cuerpo puede sufrir al morir eran considerado demonios en la época medieval

commons.wikimedia.org

Los cristianos medievales creían que los demonios eran espíritus incorpóreos y que habitaban cuerpos sin alma de los muertos. Los cuerpos que se creía que habían sido poseídos, es decir, cualquier cuerpo que se convulsionara después de la muerte, fueron enterrados sin ceremonia.


4. Para ahorrar espacio, los cuerpos eran desenterrados y trasladados a criptas subterráneas

commons.wikimedia.org

El Osario de Brno en la República Checa es el segundo más grande de Europa. Los huesos se usaban a menudo para crear elaboradas esculturas decorativas, como candelabros hechos completamente de huesos y cráneos.


5. Se cree que el jefe Fiji, Udre Udre, solo se alimentó de carne humana, consumiendo 872 personas

commons.wikimedia.org

Al parecer, siempre guardaba un poco de carne humana con él en una caja. Él no mataba personalmente a cada persona que se comió, sino que eran víctimas de la guerra que traían los guerreros en su tribu.


6. Las esposas indias se quemaban vivas en la hoguera junto al cuerpo del hombre fallecido

en.wikipedia.org

Si la mujer se negaba de participar del acto Sati, lo más probable es que fuera rechazada y excluida de la comunidad. El rito era para preservar el honor de las esposas de los soldados, para así evitar que fueran violadas por los enemigos que mataban a sus maridos. Otros afirman que esto era apoyado por los vecinos para así reclamar la propiedad del marido, ya que por ser mujer no podían heredar (también evitar que las mujeres mataran a sus esposos ricos).


7. En los funerales de los jefes vikingos, las esclavas se ofrecían como “voluntarias” para unirse a él en el más allá

commons.wikimedia.org

Los funerales vikingos eran largos y crueles. El cuerpo del líder era puesto en una tienda en su barco por 10 días por una matriarca conocida como “ángel de a muerte”, mientras que una esclava se ofrecía como voluntaria para ir al otro mundo con él. Durante esos 10 días, ella estaría custodiada por las hijas del “ángel de la muerte” e intoxicada con bebidas. Después de una serie de rituales, los hombres la mantendrían quieta por las extremidades y el “ángel de la muerte” la apuñalaría entre sus costillas. Luego, el barco era incendiado.


8. Los romanos usaban orina como enjuague bucal

Channel 4

Si la orina reposa lo suficiente, se transforma en amoníaco, que puede blanquear los dientes.


9. Era muy común encuadernar libros con piel humana en los siglos XVII y XVIII

Wellcome Images / en.wikipedia.org

Se supone que aún hay 47 libros encuadernados en piel humana en bibliotecas y universidades del mundo. Muchos estarían en textos anatómicos, hechos por piel de cadáveres disecados para la investigación.  Hay algunas copias de Justine et Juliette de Marquis de Sade que están encuadernadas en la piel de senos femeninos. Por él se inventó la palabra “sádico”. Algunos de los libros encuadernados con pechos aparentemente incluso tienen los pezones intactos.

Puede interesarte