Por Constanza Suárez
7 diciembre, 2018

¿Merecía esta lección la niña de 10 años? En redes sociales lo tildaron de “vergüenza” y otros aplaudieron la medida.

Matt Cox, de Swanton, Estados Unidos, se enteró de que su hija de 10 años, Kirsten, había sido expulsada del autobús escolar dos veces por hacer bullying a uno de sus compañeros. Entonces pensó que sería el momento perfecto para darle una lección de vida a su hija. Luego ganó la atención mundial por su decisión.

En su cuenta de Facebook compartió un video donde se ve a su hija caminando por la carretera mientras él aparentemente la seguía en su automóvil. Recorrió 8 kilómetros bajo un intenso frío.

“Permítanme dejarlo muy claro, el acoso escolar es inaceptable, especialmente en mi hogar”, se oye decir a Matt durante la grabación.

Facebook/Matt Cox

Mira el video:

Sé que muchos de ustedes los padres no van a estar de acuerdo con esto y eso está bien. Estoy haciendo lo que creo que es correcto para enseñarle a mi hija una lección que le impida el acoso”, siguió diciendo.

Aunque muchos usuarios de las redes sociales aplaudieron al padre por tomar medidas, algunos lo acusaron ​​de “vergüenza pública” y escribieron en la sección de comentarios del video que se había excedido con la lección.

Luego agregó: “Muchos niños de hoy sienten que las cosas que sus padres hacen por ellos es un derecho y no un privilegio, como que los padres lleven a sus hijos a la escuela por la mañana. O incluso viajes en autobús a la escuela por la mañana. Todo eso es un privilegio y debe ser tratado como tal. Así que hoy mi hermosa hija va a caminar cinco millas hasta la escuela en un clima de 36 grados “.

“Los padres necesitan responsabilizar a sus hijos. Ese fui yo mostrando cómo responsabilizo a mi hijo. No voy a ser otro padre que solo va a cepillar las cosas debajo de la alfombra y decir que los niños serán niños”, dijo Matt en una entrevista con WTVG.

WTVG

También contó que el castigo de Kirsten se dividió en el transcurso de su suspensión de tres días. Ella caminó los últimos 3 kilómetros.

Después de que el video se volvió viral, el padre publicó una actualización en su cuenta de Facebook que decía: “¡Lección aprendida! Todavía tiene todas sus extremidades intactas, es feliz y saludable y parece tener una nueva perspectiva sobre el acoso escolar, así como una nueva apreciación de algunas de las cosas simples de la vida solía dar por sentado #HOLDOURKIDSACOUNTABLE #STOPBULLYING “.

Puede interesarte