Por Constanza Suárez
18 diciembre, 2017

Ha gastado cerca de 2.000 dólares y dice que aún le faltan cosas por comprar para navidad.

Claire Young, de 29 años, sufre de fibromialgia por lo que desde 2012 no puede trabajar y desde entonces, vive gracias a los beneficios del gobierno. Tiene 6 hijos y hasta ahí, todo bien. Pero durante estos días, apareció en un programa de televisión, contando que gastó 2.000 dólares en los 66 regalos que compró para todos sus hijos. Y se ganó el odio de todos.

ITV/THIS MORNING

Fue bombardeada en críticas que la llamaban “codiciosa” y “vil”, luego de contar su experiencia comprando 11 regalos para cada uno de sus 6 hijos.

Y ella se defendió de inmediato, aclarando que: “Nadie tiene derecho a decirme cómo gastar mis beneficios. Soy muy justa y me aseguro de que mis hijos reciban 11 regalos cada uno”

REX/Shutterstock


Pero la polémica no se quedó ahí, sino que se encendió mas cuando la mujer agregó que aún le faltaban comprar regalos para el resto de su familia, un total de 100 regalos. Además contó que aún debía comprar comida, juegos y bebidas, aumentando el gasto a unos 2.500 dólares aproximadamente. Algo que hace todos los años.

Lo que más impactó al público fue que no adquirió cualquier regalo para sus hijos, sino que los más costosos y populares: una consola de videojuegos PS4 más juegos, DC Superhero Girl toys, Lego, ropa, muñecas y la granja de Peppa Pig.

En declaraciones a The Sun, Claire dijo: «Es nuestro dinero y lo gastamos y lo guardamos bien y los niños se benefician». Estoy orgullosa de poder hacer que la Navidad sea especial para mis hijos.

Facebook


«A mis hijos les encanta la Navidad y no porque estamos recibiendo beneficios debería significar que no obtengan regalos. Yo no le digo a las personas que trabajan cómo gastar su dinero, por lo que las personas que trabajan no deberían decirme cómo gastar el mío”, sentenció Claire.

Ella agregó: ‘Nos quedamos sin las vacaciones de verano y tengo un par de zapatos para poder ahorrar para Navidad para mis hijos. Quiero volver al trabajo, pero actualmente es mejor para nosotros no hacerlo ya que no ganaríamos lo suficiente». No bebo, no salgo todos los fines de semana, no tomo drogas, apenas compro nada. Todo es para los niños «, explicó la mujer.

Puede interesarte