Por Alejandro Basulto
5 diciembre, 2019

Se trata del Partick Thistle FC, equipo de la segunda división de Escocia que actualmente está 18 en la tabla.

El fútbol es una pasión de muchos. Un deporte que realmente sabe sacar con fuerza las emociones de sus aficionados, llevándolas a niveles de que hay hinchas que tienen tatuajes o casi toda su casa llena de objetos e imágenes alusivos a su equipo favorito de fútbol. Es que el club de los amores, para muchos significa eso, un gran amor y ellos, los enamorados, que siempre serán fieles como hinchas y miembros de la comunidad deportiva.

WIkimedia Commons

Y Colin Weir, un escocés que fue el ganador del pozo más grande de una lotería en Escocia, durante el 2011, es muy consciente de la importancia de los clubes de fútbol. Ya que él es un hincha acérrimo de uno. Que aún aunque esté sumido en una crisis y vaya 18 en la tabla de la segunda división de su país, siempre lo ha seguido con devoción y esperanza. Al igual que muchos otros fanáticos del equipo Partick Thistle, a los que Colin siempre tuvo en consideración.

AFP

Debido a que según informa la BBC, Weir tras adjudicarse un pozo de más de 273 millones de dólares estadounidenses, en la lotería Euromillón de Escocia, decidió que tenía que hacer algo por su club. No sin antes priorizar otras áreas de su vida y país. Como fue lo de iniciar negocios en el sector de las inmobiliarias, donar a organizaciones caritativas y al Partido Nacional de Escocia (por el que simpatiza), además de apoyar a viejas amistades y a su propia familia.

WIkimedia Commons

 Pero sus donaciones y aportes a la comunidad de su país no terminaban ahí, debido a que decidió comprarse su club favorito, el Partick Thistle, que es considerado como uno de los tres grandes de la nación, representando al pueblo laico y obrero en Glasgow, y estando solo por detrás del Celtic y del Glasgow Rangers. Antes ya había cancelado toda la deuda del club, pagando 11 millones de dólares desde su bolsillos para llevarlo a cabo.

SNS

Además que anteriormente prometió regalarle a su equipo una donación de 3,5 millones de dólares para construir un hotel de concentración y mejoras a las canchas de todas las divisiones. Pero eso se estancó por diferencias con la directiva del club que estaba en ese entonces. Por lo que compró el 55% de las acciones de este, para evitar también que quedara en manos de un consorcio chino. Y para posteriormente, en diciembre regalarle su participación mayoritaria a los hinchas, que se organizan a través del grupo llamado “Thistle For Ever”.

Puede interesarte