Por Elena Cortés
23 enero, 2017

Le puso “Kevin”.

Todo comenzó cuando Charlotte Harrison decidió comprarse nada más ni nada menos que un huevo que vio en venta a través de Ebay. Estaba casi segura que nadie nacería por aquello por lo que pagó 30 dólares… Pero, 47 días después pasó lo que menos esperaba y hoy por hoy, tiene a un ave exótica de compañera de piso. ¡Las cosas extrañas de la vida!

Charlotte quería comprarse un huevo peculiar a través de Internet y consiguió este a 30 dólares:

Charlotte Harrison

Lo que jamás esperó es que a los 47 días, donde preservó el huevo en una “mini incubadora”:

Charlotte Harrison

Comenzara a partirse:

Charlotte Harrison

Y rápidamente así floreciera una exótica ave:

Charlotte Harrison

Ahora denle la bienvenida al pequeño Kevin, un Emú australiano.

Charlotte Harrison

La más feliz del asunto fue Ellie, la hija de 4 años de Charlotte quien ha aceptado a Kevin como parte de la familia y juega con él a diario:

Charlotte Harrison

“Estoy compartiendo las aventuras de Kevin con el mundo porque lo quiero mucho”, afirmó Charlotte:

Charlotte Harrison

“Me siento muy maternal con él porque realmente es muy adorable”, concluyó.

Charlotte Harrison

Les dejamos un vídeo del pequeñito Kevin:

¡Qué belleza!

Puede interesarte