Por Luis Lizama
4 septiembre, 2020

Se trata de los Kuikuro, pueblo originario de Brasil que se ha reinventado, manteniendo su amada cultura y también aprendiendo nuevos conocimientos. A pesar de todos los esfuerzos, ya han fallecido más de 10 personas en sus aldeas, incluyendo un bebé de un mes.

Este asombroso pueblo originario habita diversas aldeas del Parque Indígena de Xingu, en el Estado de Mato Grosso. Su ancestral nombre proviene de su antigua aldea llamada Kuhikugu, que significa “los verdaderos peces aguja” y, como muchas otras comunidades, han debido aceptar los nuevos tiempo y conocimientos.

Ahora, para enfrentar la pandemia del coronavirus, están utilizando tecnología que les permite hacer seguimiento a la población, entre otras cosas. Todo con el fin de evitar nuevos contagios, visto que algunas tribus han presentado casos positivos.

AIKAX

Pero por si fuera poco, no es tecnología de otros países u otras personas, sino que desarrollada por ellos mismos. Es un software creado entre la Asociación Indígena Kuikuro do Alto Xingu (AIKAX) e investigadores locales. 

Su utilidad está pensada en recolección de información, respecto de ubicaciones, registro de quienes entran y salen de la comunidad, además de sintomatología.

AIKAX

Cabe destacar que este proyecto fue puesto en marcha apenas la pandemia empezó a tomarse los noticieros brasileños, puntualmente desde marzo. Todo sin pensar que hoy sería de gran utilidad.

Recolectaron información, como una especie de censo. Tiempo más tarde auto-decretaron una cuarentena preventiva, para cuidar a la poca población que mantiene viva a los kuikuro. 

La comunidad, impulsada por los más jóvenes, se ha empoderado de su cultura, queriendo preservarla, mostrarla al mundo y abrirla a nuevos horizontes. De hecho incluso tienen redes sociales. 

Facebook Aikax 

Diversos medios internacionales ya se impresionaban cuando veían a la comunidad kuikuru utilizaban tecnología y cómo esta había cambiado sus vidas.

“Creemos que será más fácil controlar [la propagación] si sabemos de dónde viene la enfermedad y quién es la persona, para poder aislarla”.

Comenta Waura, uno de los creadores de la aplicación móvil, a medios locales.

Facebook Aikax 

Como comunidad están conscientes de los males externos que enfrentan, como el mismo virus. De hecho, han debido cancelar diversas actividades culturales propias, para evitar contactos estrechos y posibles contagios. Son conscientes.

Lamentablemente, a pesar de todas las medidas de seguridad, se han registrado 10 muertes por coronavirus, incluyendo un bebé de apenas un mes de vida. Más de 200 personas de las aldeas han dado positivo a COVID-19.

Facebook Aikax 

Con esta nueva tecnología y su increíble sabiduría, que llega en formato de aplicación móvil,  esperamos que los contagios puedan disminuir.   

Ellos son patrimonio de la humanidad, un tesoro viviente que no se dará por vencido.

Puede interesarte