Una mente brillante.

El cambio climático es un problema serio que afecta a toda la humanidad y eso lo sabe este chico de apenas de 18 años llamado Jerónimo Bastista, que estudia Biotecnología e Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional de San Martín (Argentina), al crear una máquina que produce vasos biodegradables.

Clarin

En la planta alta de su casa de tiene armada esta máquina que fabrica vasos que son comestibles y que puedes accionar desde un teléfono celular.

Su mamá es bioquímica y su papá tiene una imprenta. El interés de Jerónimo por la tecnología y la ciencia tiene varios años: participó en competencias que lo llevaron a Israel y a la India.

Todo Noticias

“Me planteé un desafío y logré armar un espacio de innovación tecnológico que busca aplicar la ciencia para generar desarrollos con un impacto positivo en la sociedad y el ambiente. Y así, contribuir para que tengamos un futuro sustentable”, dijo Batista., según declaraciones difundidas por el diario Clarin.

El joven emprendedor comentó que está por “lanzar una iniciativa denominada ‘Maieutics’ que permitirá que todos los chicos y jóvenes del país (Argentina) puedan acceder a increíbles oportunidades de forma gratuita mediante una plataforma virtual y una red nacional” que se encuentra preparando.

Clarin

“Vivimos en un mundo donde el talento está distribuido equitativamente pero las oportunidades no, y pretendo transformar esta realidad”, apuntó.

¿Qué opinas de esta joven mente brillante?

Puede interesarte