Por Constanza Suárez
17 mayo, 2019

Hace 12 años que el anciano era obligado a vivir en terribles condiciones: en una casa con piso de tierra, sin muebles, ni baño.

En febrero de este año, parte de la Unión Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) de Venado Tuerto, en Argentina descubrió a un anciano de 91 años que vivía esclavizado. El hombre pasó 12 años condenado a condiciones deplorables, según relató Infobae.

Un llamado anónimo alertó sobre la terrible situación que sufría el anciano: dentro de su “hogar” se encontraron con una heladera oxidada, una mesa, una botella de aceite y una tetera abollada. El piso era de tierra, no tenía muebles, ni tampoco baño. Solo se veía una cama, cajones y baldes.

Infobae

La identidad del hombre fue resguardada, pero se supo que desde 2007 trabaja en labores de cría ovina y avícola por las que recibía un pago de 200 pesos al mes, es decir unos 4 dólares, según recabó Infobae. Lo peor, es que cuando el anciano cobrara su jubilación, el dueño del campo, identificado como P.J.R, se quedaba con ese dinero.

Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE)

Cuando le preguntaron por la situación, PJR respondió que: “Él no cobra sueldo, si ya tiene la jubilación para qué le voy a pagar”.

Infobae

Actualmente el anciano está en un hospital de la zona y el dueño del campo espera la citación de la justicia, que en los tribunales estiman sería en los próximos días.

Puede interesarte