Por Felipe Costa
20 noviembre, 2020

La idea es imitar algunas sensaciones que viven los bebés dentro del útero para entregarles recuerdos de calidez y seguridad.

Si bien un embarazo normal dura al rededor de 40 semanas, hay casos en que los bebés terminan naciendo prematuramente y eso puede traer una serie de complicaciones. Así como no haber desarrollado de propiamente órganos esenciales como los pulmones o la capacidad de regular la temperatura corporal, es posible que el recién nacido le dificulte estar en un ambiente que no sea el útero materno. Es por esto, que a lo largo de los años se han creado técnicas con tal de ayudar a los prematuros durante el proceso de nacimiento.

En el Valle de Itajaí, Brasil, existe un hospital que está haciendo pruebas con un nuevo estilo de tratamiento hacia los bebes nacidos antes de tiempo. El método es simple pero focalizado: recrear las sensaciones del útero materno usando una especie de jacuzzi, música y masajes relajantes.

Hospital San Antonio

La idea de este tratamiento es hacer queel bebé reduzca el estrés y con ello se acrecienten las posibilidades de gatillar otros problemas como los cólicos.

En el mundo, de 10 bebés que nacen, al menos uno lo hace prematuramente y con tal estadística en mente, el Hospital de San Antonio de Blumenau, aplicó técnicas desarrolladas en bebés de hidromasaje combinando la musicoterapia y hasta el momento han dado gran éxito.

Según informa a Globo, la doctora Thalita Lima, el tratamiento trata de asemejarse al útero lo más posible, desde la forma del jacuzzi, hasta la temperatura del agua, la cual también ayuda a contribuir a la experiencia, manteniendo el agua entre unos 36ºC a 37ºC, lo que facilita el la sensación de relajación.

La técnica ya fue aprobada por el Ministerio de Sanidad brasileño agregando que, una vez que los profesionales terminan con la terapia en el hospital, esta puede ser fácilmente recreada por los padres en casa hasta los seis meses.

Hospital San Antonio

El profesional de salud recuerda que los bebés al nacer al no tener soporte corporal, es importante orientar y sostener la cabeza del recién nacido con suavidad, para que el agua no se extienda más allá de los hombros. Se le puede agregar música y la idea es hacer todo en un ambiente con poca luz.

Puede interesarte