Encontró sólo misterios…

Alexander Bekasov volvía a su casa en Odessa, Ucrania, a las 4 de la mañana. Conducía cansado luego de un turno nocturno y no esperaba ver a nadie en el camino, pues no era común a esas horas. Claro que su deseo no se cumplió, sino que vio a la orilla del camino una sombra sospechosa.

YouTube.

Era un niño de unos tres años que avanzaba solo en medio de la oscuridad. Cuando Alexander detuvo el auto confirmó sus horribles sospechas: el niño estaba débil y herido. 

YouTube.

Todo ocurrió el 31 de mayo de 2016 y aunque “mucha agua ha pasado bajo el puente”, la vida del pequeño antes de ese día es solo un gran misterio.

Alexander lo recogió y lo llevó a un hospital, donde confirmaron que el pequeño tenía hipotermia y que la herida que tenía en su cráneo era producto de un golpe… probablemente con un arma blanca.

El niño no lloraba y no hablaba. Se limitaba a decir “Vova”, indica Hefty. Por eso comenzaron a llamarlo así.

Con los meses Vova se recuperó, pero la policía no pudo encontrar indicios de su familia ni de dónde venía. Asumían que había tenido una familia porque sabía hacer algunas cosas, pero él no hablaba. Nada de nada.

YouTube.

El caso tomó popularidad y ocho familias quisieron adoptarlo. Una de las familias logró completar el proceso y el niño, ahora bajo el nombre de Dobroslavov, tiene una vida más normal.

YouTube.

Es un misterio que -al parecer- quedará sin resolver.