Por Diego Aspillaga
26 noviembre, 2019

Muchas personas cometen errores cuando están aprendiendo a conducir pero pocas, por no decir ninguna, termina sacando a su padre del fondo de un río al confundir el acelerador con el freno.

Aprender a conducir no es sencillo. Coordinación, seguridad, reflejos y nervios de acero son necesarios para poder sobrevivir a una lección de manejar.

Con todas estas habilidades necesarias, es fácil equivocarse cuando se está aprendiendo a conducir. Virar sin mirar a ambos lados, no poder entrar en una carretera, no estacionar en paralelo o confundir los pedales son errores comunes para las personas que están recién aprendiendo. 

Pixabay

Ahora, si a eso le sumamos la presión de un padre histérico como copiloto y maestro, las cosas se salen de control. 

Este fue el caso de un joven chino que estaba bajo tanta presión en una de las lecciones de manejo de su padre que no sólo confundió el pedal de freno con el acelerador, sino que lo hizo de tal manera que terminó con él, su padre y su auto en el fondo de un río.

AsiaWire

Al llegar a una intersección, el joven esperaba detenerse para dejar pasar a una motocicleta. Pero en vez de frenar, apretó a fondo el acelerador del vehículo. Acto seguido, el auto color plata puede verse atravesando una barrera de concreto y cayendo rápidamente al río. 

Para la suerte de ambos pasajeros, el río apenas tenía algo más de un metro de profundidad, por lo que la posible catástrofe terminó con una imagen para el recuerdo: ambos hombres afuera del auto, de pie en el río, viendo incrédulos como el vehículo se llena de agua.

AsiaWire

Según las autoridades locales, el joven recibió una multa de 180 dólares por conducir sin licencia y causar destrozos en la vía pública, además de una suspensión de 15 días de dar el examen de conducir para el que estaba practicando.

El padre, por su lado, deberá pagar una suma aún indeterminada de dinero por dejar que su auto -que quedó totalmente destruido- fuera conducido en la calle por una persona sin licencia.

AsiaWire

Además, no volverá a prestarle un vehículo a su hijo nunca más.

 

Puede interesarte