Una conversación durante el vuelo la motivó a hacerlo.

Samantha Snipes estaba embarazada de ocho meses cuando tomó un vuelo que cambiaría su vida. A su lado se sentó Temple Phipps, una mujer desconocida, de 42 años, con quien tuvo uno de los viajes más agradables de su vida. Y aunque jamás lo imaginó, la conversación que tuvieron las mantendría unidas para siempre.

La joven embarazada, de 24 años, intentaba escapar de una relación poco saludable con el padre del bebé que estaba esperando. Por eso, reservó un vuelo de Atlanta a Raleigh en 2016 sin pensar que cambiaría completamente su vida, según consigna el Daily Mail.

Facebook @Samantha Snipes

Allí conoció a la mujer que se sentó a su lado, que vivía en Clayton, Carolina del Norte y se llamaba Temple Phipps.

Facebook @Temple Phipps

Tras conversar de algunas cosas sin mayor importancia, la chica -que estaba próxima a dar a luz- le comentó a su compañera de asiento que estaba pensando en dar a su hijo en adopción o dárselo a algún miembro de su familia para que lo criara. De inmediato la mujer se preocupó y le dio su número de celular en caso de que pudiera ofrecerle ayuda mientras ambas estuvieran en Raleigh.

Pero el bebé llegó antes de lo esperado, y Samantha se vio sobrepasada por la situación que estaba enfrentando y decidió llamar a Phipps, quien recuerda con claridad las palabras que le dijo:

Samantha: Es Samantha, del avión

Phipps: ¿Está todo bien?

Samantha: Todavía estoy en Raleigh. Tuve al bebé. ¿Quieres venir a vernos?

Tras esa breve conversación telefónica, la mujer corrió al hospital y una vez que vio al recién nacido, sintió que debía ser su madre. No se dio cuenta cuando comenzó a temblar luego de que Samantha le dijera que estaba de acuerdo con que ella lo adoptara.

Today

“Todavía no lo creo cuando cuento la historia, o cuando lo pienso”, dijo Temple Phipps a WRAL, y además aseguró que “Fue realmente aterrador, pero es lo mejor que pude haber hecho en mi vida“. Y sin duda que lo es, pues aunque estuvo casada antes y siempre quiso tener hijos, pero por no seguir el ejemplo de sus padres -que hoy están divorciados- fue muy cautelosa para tener una familia y nunca se dio la instancia propicia para ser madre.

WRAL
WRAL

Finalmente el bebé, Vaughn Preston Phipps, fue adoptado en agosto de 2017, pero el lazo entre ambas mujeres siguió creciendo, pues la madre biológica del niño se mudó a Carolina del Norte para ayudar a criarlo.

Puede interesarte