Por Vicente Quijada
2 febrero, 2018

El vehículo tendría un cañón real.

Todos, alguna vez, hemos soñado con conducir un tanque. O al menos lo hacíamos en Grand Theft Auto, demoliendo todo a nuestro paso. Y no, no es una fijación por realizar actos de violencia en masa, si no que la sensación de sentirte invencible dentro de una mole como esa. 

Ese era el sueño de Huang, un hombre de la localidad de Laibin, en la sureña Guangxi, en China. Con el fin de convertirse en una estrella de internet, decidió renovar un viejo vehículo y convertirlo en un tanque.

CCTV

Y aunque suene imposible, en parte lo logró. Según informó South China Morning Post, tras dos meses de arduo trabajo, remodeló su coche, le agregó un cañón, un radar y hasta lo pintó de camuflaje. Con la fama como norte, salió a dar unas vueltas por la ciudad, vestido con ropa militar y un casco, y subió un vídeo a sus redes. En él anunciaba que próximamente le instalaría un cañón funcional.

MIAOPAI

Pero fue ese mismo registro el que hizo que la policía se enterará del vehículo, y diera con él.

Y un 22 de enero, mientras Huang conducía sólo la parte inferior del coche, fue detenido. En ese momento no tenía ni vidrio, ni puerta, ni placa ni menos permiso, por lo que fue llevado hasta la estación. Allí, fue multado con 1,750 yuan -equivalente a 278 dólares- y le quitaron la licencia de conducir. 

Thepaper.cn

Al parecer, su grito por fama le salió demasiado caro.

 

Puede interesarte