Por Daniela Morano
27 abril, 2018

Y no existe una cura.

Uno de los peores padecimientos que una persona puede sufrir es el de una enfermedad mental. Por lo general, no afecta sólo la mente de una persona sino que poco a poco daña también el componente físico de las personas. Una de las formas más raras de delirio se le conoce por el nombre de “síndrome de cadáver andante” o “delirio nihilista” el cual consiste en que la persona crea que ya está muerta.

El caso de esta mujer, relatado en el programa Untold Stories of the E.R., nos recuerda que el primer caso registrado de Síndrome de Cotard -como se le conoce formalmente- fue en los 1700’s.

La mujer casi muere pues estaba totalmente convencida de estar muerta, por más que le insistieran que era peligroso. Estaba totalmente helada y no respondía, todo porque su su mente había convencido a su cuerpo de que no seguía viva. 

Wikipedia

El porqué de esta enfermedad es un misterio para los médicos, quienes la han asociado a otras condiciones mejor conocidas como la depresión, la bipolaridad  y la esquizofrenia.

Las personas que sufren de este síndrome están convencidas de que están muertas y que no existen.

Esmé Weijun Wang, quien dice haber sufrido de esta enfermedad, relató su experiencia. Se desmayó en un avión y después de eso “estaba convencida de que había muerto en ese vuelo y que estaba al otro lado y que no me había dado cuenta antes”.

Luego de meses recién le entregaron un diagnóstico en el cual insistieron que sufría de esquizofrenia y bipolaridad y gracias a eso pudo dejar de verse a si misma como “un cadáver pudriéndose”.

Untold Stories of the E.R.

Otro caso es el del veterano de guerra Warren Mckinlay, de 35 años, quien estuvo 18 meses convencido que él era un fantasma después de un accidente en motocicleta el año 2005.

Warren Mckinlay Facebook

El síndrome lleva el nombre de “cadáver andante” pues quienes lo sufren han descrito la sensación como la de no sentir nada a pesar de estar respirando y moviéndose, aunque poco.

Se cree que no existe una cura, pero eso también se debe a la poca información que existe al respecto.

Puede interesarte