Por Felipe Costa
19 noviembre, 2020

Más de un tercio de los invitados, incluidos los novios, contrajeron el virus. Ninguno llevaba mascarilla.

Apresurarse en tiempos de coronavirus jamás llevará a nada. El estado de la pandemia, en muchos sitios, recién está atravesando por una primera ola y eso significa seguir tomando precauciones. Lamentablemente, muchas personas con el pasar de los meses han ido perdiendo el temor al virus lo que se ha reflejado en un relajo por cierta parte de la población. Así mismo, se ha visto como en ciertos países se ha vuelto a disparar la curva.

Tal fue el caso en el Estado de Ohio, en Estados Unidos, cuando Anthony y Mikayla Bishop decidieron celebrar su boda,  y se terminaron contagiando junto con casi la mitad de los invitados. La irresponsabilidad partió con hacer un evento masivo en el que además ningún asistente llevaba mascarilla.

Anthony y Mikayla Bishop –WLWT

83 invitados asistieron al evento y más de un tercio terminó contagiado de COVID-19 y pese a que hubo una distancia de 6 pies entre cada mesa y alcohol gel, no fue suficiente.

Del total de los invitados, 32 dieron positivo a la prueba PCR, entre ellos 3 abuelos de la pareja que terminaron tan grave, que tuvieron que ir a las salas de urgencia de los hospitales. El caso causó tanto revuelo que apareció en los noticieros del país.

“No pensé que casi la mitad de nuestros invitados a la boda se iban a enfermar. Estás en el momento. Te estás divirtiendo. Ya no piensas en COVID”

–Mikayla Bishop a WLWT

Anthony y Mikayla Bishop – WLWT

Mikayla afirmó haberse dado cuenta de que algo andaba mal, cuando caminaba por los pasillos y ningún asistente llevaba mascarilla, para entonces ya era demasiado tarde, pues la cuna del virus ya estaba instalada. Aseguraron además que la luna de miel a Carolina del Norte fue suspendida cuando el mismo fin de semana comenzó a sentirse mal.

La pareja cree que fue la pista de baile, probablemente, el lugar que permitió a todos contagiarse.

Anthony y Mikayla Bishop – WLWT

El gobernador de Ohio Mike De Wine aseguró que ya se introdujo este lunes una orden que prohiba los bailes en bodas y el restrictivo respeto hacia el distanciamiento social en este tipo de eventos cerrados.

Puede interesarte