Por Alejandro Basulto
15 julio, 2019

Hagos Gebriwet iba primero en su carrera en la octava etapa de la Liga de Diamante, pero tomó la mala decisión de empezar el festejo antes de cruzar por última vez la meta.

“Nunca hay que celebrar antes de tiempo”, ese es el dicho que viene a la mente al conocer este curioso suceso. Ya que en la carrera de la octava etapa de la Liga de Diamante, al corredor llamado Hagos Gebrhiwet no se lo ocurrió hacer nada mejor, que celebrar tras creer que ya había ganado la carrera. Se descuidó, y en la prueba de 5 mil metros terminó en 10º lugar, a pesar de que un principio iba primero y con amplia distancia sobre los demás competidores.

TyC Sports

La carrera fue muy competitiva, pero Hagos Gerhiwet supo dominar bien la recta final del circuito, al lograr una distancia considerable ante sus demás competidores. Estuvo en un primer lugar durante un buen tiempo, tanto, que llegó a pensar que ya había ganado la carrera. Pero cuando se dio cuenta que no era así, ya era tarde, y había quedado en el 10º lugar.

Calculó mal en una de las últimas curvas, y creyó que ya había obtenido la victoria, pero aún le faltaba una vuelta más por dar. Escuchó la campana, pero se había equivocado groseramente. A tan nivel, que ya había abandonado su carril, como si la carrera para él hubiera terminado.

TyC Sports

Para cuando quiso retomar su paso, ya era tarde. Fue inútil, debido a que los demás corredores lo habían superado sin mayor problema. Terminó en el 10º lugar. Su colega Yomif Kejelcha fue quien se quedó finalmente con el primer lugar, que Hagos en un momento sintió obtener.

Con un tiempo de 13:00.56, Yomif terminó primero. Mientras que Hagos por muchos segundos más terminó 10º. Aprendiendo así una lección que jamás olvidará, que es la de no celebrar si no está seguro que realmente obtuvo la victoria.

Puede interesarte