Por Luis Lizama
2 diciembre, 2019

“Dichosa la madre costarricense que sabe que su hijo al nacer jamás será soldado”, dice la emblemática frase inscrita en la Universidad para la Paz.

Mientras muchos países del mundo están envueltos en conflictos bélicos, de intereses y económicos, Costa Rica lleva 71 años dándole una lección al mundo. Parece una locura no invertir en un ejército, pero ellos viven felices y con un futuro muy prometedor. Y es que las estadísticas hablan por sí solas; han mejorado en todos los aspectos.

Recientemente han celebrado los 71 años desde la abolición de su Ejército. Lo que en su momento pareció una locura, hoy es una genialidad. 

Imagen referencial – Pixabay

El ex Presidente José Figueres Ferrer concretó la disolución en el año 1948, tras una guerra civil que significó un episodio oscuro en la historia costarricense. 

La nación de Centroamérica cumple ya 71 años sin gastar un solo peso en armas y personal de guerra. Fue uno de los primeros países del mundo y desde entonces han crecido como nunca. Son un ejemplo para el mundo entero.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El presupuesto recaudado fue a parar directamente a la educación, medio ambiente y otras aristas muy importantes del país. La decisión del ex Presidente fue altamente respaldada y, si bien en un momento no se comprendía lo que significaba, hoy todos lo saben: son una nación en paz.

Revisa el discurso de su Presidente, Carlos Alvarado Quesada, a continuación:

Celebramos el 1° de diciembre porque decidimos dar un enorme paso hacia el futuro. Decidimos confiar en la fuerza de la palabra y del diálogo. Decidimos confiar en nuestra democracia y en la fuerza del sistema internacional para resolver nuestros conflictos

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Saturday, December 1, 2018

“Dichosa la madre costarricense que sabe que su hijo al nacer jamás será soldado», dice una emblemática frase inscrita en la Universidad para la Paz.

Adorna el Monumento a la Paz, en el campus central de la Universidad para la Paz, de las Naciones Unidas., aunque fue escrita por el filántropo y político Ryoichi Sasakawa, desde hace ya muchos años.

¿Alguna vez les han preguntado cómo es vivir sin ejército? Hace 71 años decían que era imposible. Con la abolición del…

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Sunday, December 1, 2019

Aquel glorioso día, las llaves de los cuarteles militares fueron entregadas a la recién fundada Universidad de Costa Rica, para posteriormente hacer un museo o algún monumento que les recordara ese gran día.

Apenas unos años después de la decisión, fue puesta en la Constitución del país, a través de la Asamblea Nacional Constituyente. Así, los gastos de aquel sector, pasaron directamente a educación.

Universidad para la Paz

Con esta importante elección, se han transformado en un modelo para muchas otras naciones, que han buscado replicar el gesto.

Puede interesarte