Por Alejandro Basulto
2 julio, 2019

Anteriormente, un grupo de investigadores de la Universidad de Texas habían tenido progresos con una vacuna para prevenir y tratar la enfermedad del Alzheimer. Ahora, un equipo de la Universidad de Nuevo México progresó aún más.

El Alzheimer es una enfermedad destructiva y mortal, que a muchos expertos en las ciencias médicas les tiene preocupados y trabajando para curarla. Previamente, se había conocido el caso de un grupo de investigadores del Centro Médico Southwestener, de la Universidad de Texas en Dallas, que habían tenido progresos con una vacuna para prevenir y tratar la enfermedad.

Pixabay

Y más recientemente, según el medio KRQE, un equipo de investigadores de la Universidad de Nuevo México, logró llegar aún más lejos con una vacuna contra el Alzheimer. Debido que tras probarla en ratones, descubrieron que estos animales desarrollaban anticuerpos que combatían los cuerpos microscópicos y proteicos tau que dificultan y pueden bloquear la comunicación entre las neuronas.

Las pruebas en animales están dando resultados muy prometedores. Y para enfermedades como el Alzheimer y la demencia, que provocan la pérdida de la memoria, confusión y en otros lamentables síntomas en personas que generalmente son de la tercera edad. Por lo que cualquier tipo de vacuna que pudiera al menos retrasar estos síntomas y los efectos secundarios de estas patologías, sería un gran beneficio para la humanidad.

Pixabay

Tras probarla en ratones, y si la vacuna sigue funcionando bien y mostrando ser segura, pasaría a ser comprobada su efectividad en ensayos en humanos, exámenes que si terminan siendo evaluados de manera positiva, podrían significar el dar con una cura que podría reducir a la mitad el número de diagnósticos de demencia. Además de retrasar los efectos de la enfermedad del Alzheimer por cinco años.

Flickr

Anteriormente las vacunas experimentales que precedieron a esta, causaron efectos secundarios dañinos, como por ejemplo, la inflamación cerebral. Esta nueva vacuna por su parte, puede detener la acumulación de estructuras anormales de proteínas en el cerebro, sin provocar una inflamación que sea dañina y peligrosa para la salud de la persona.

Puede interesarte