Por Constanza Suárez
29 mayo, 2018

“Pedí a los pasajeros que abandonaran el avión con calma y orden, pero en su lugar se empujaron y salieron del avión rápidamente”, dijo una azafata arriba del vuelo.

Al menos diez personas resultaron heridas, la mayoría con huesos rotos y heridas en la cabeza, en medio del caos cuando un avión se preparaba para despegar del aeropuerto Supadio en la ciudad de Pontianak, Kalimantan Occidental.

Todo comenzó cuando los pasajeros escucharon a un hombre llamado Frantinus Nirigi(26), diciéndole a una azafata que había una bomba en el vuelo, según informó el portavoz de la policía de Kalimantan Occidental, Nanang Purnomo.

Después de que Nirigi notificó la bomba, otro pasajero rompió las salidas de emergencia, lo que permitió a los pasajeros en pánico huir del avión. Ese pasajero y Nirigi fueron arrestados.

La grabación publicada en internet mostró docenas de personas de pie en el ala derecha del avión. Algunos se deslizaron por el motor derecho y aterrizaron en la pista.

Twitter/GerryS

En medio del aterrador momento, una azafata identificada solo como Cindy, dijo a las autoridades del aeropuerto que los pasajeros se empujaban entre sí después de que el capitán les pidiera que abandonaran el avión de inmediato.

“Pedí a los pasajeros que abandonaran el avión con calma y orden, pero en su lugar se empujaron y salieron del avión rápidamente”, afirmó.

Twitter/GerryS

No se encontraron elementos sospechosos después de una inspección exhaustiva del avión por parte de la policía y el personal de seguridad en el aeropuerto de Supadio en la ciudad de Pontianak.

Twitter/GerryS

Mira el video completo:

Puede interesarte