Por Elena Cortés
8 febrero, 2017

Muchos la apoyaron.

Cuando entras a tu último año de preparatoria (o secundaria en algunos países), la vida es bella y tú te sientes increíble. Estás a punto de cerrar una etapa y, las expectativas para por fin dar tus primeros pasos por una universidad y estudiar lo que más te gusta están muy presentes. Claro está que hay ciertos rituales que «respetar» para darle el último adiós a la época escolar… fotos, recuerdos, reuniones, fiestas, etc.

En lo personal, mi foto de último año es uno de aquellos recuerdos que prefiero guardar para mí. Tenía flequillo y realmente era muy tímida. Sin embargo, cuando vi lo que le pasó a una chica llamada Alexis me sentí un poco aliviada de no haber corrido la misma «suerte» que ella. 

Pensó que su foto «oficial» conmemorando que ya está a punto de acabar la preparatoria sería bellísima… pero, no se dio cuenta que había un pene dibujado en la pared.

Lo sé, eso de que hay penes dibujados por todas partes es cierto… al parecer muchas personas tienen alguna manía o fobia al aparato reproductor masculino… ¿ustedes qué opinan? 

Y bueno, siguiendo la historia, Alexis contó su trágico sentir por Twitter…

Oh, así que nadie me iba a decir que había un pene gigante detrás de mi cabeza para mis fotos de fin de año??

Sus amigos la apoyaron rectificando que no es la primera ni la última en tener una foto importante con un pene de fondo: 

Nunca lo olvido. 

Te entiendo, mi mano está en uno en mi foto. 

Como siempre hay algún buen samaritano escondido por las redes sociales… algunos usuarios incluso borraron el pene de fondo para que Alexis se sintiera mejor. 

Aquí hay un arreglo de Photoshop por si sirve de algo. 

Lo arreglé. 

Entre todas las respuestas, hubo una bastante honesta y, con una solución de la mano: 

Estaba viendo todas las respuestas y honestamente lo que entendí es que las mujeres blancas deberían de parar de tomarse fotos con graffitis. 

¿Tú cuál crees que sería la solución?

Puede interesarte