Por Alejandro Basulto
27 mayo, 2019

El vestuario de la supuesta mujer, estaría basado en los de los personajes de “El Cuento de la Criada”.

La actriz Casey McCormick estaba tranquila en su departamento cuando vio algo que le preocupó. Una mujer estaba en el piso 11 del edificio de al lado con claras intenciones de suicidarse. Y más encima lucía un vestuario de criada característico de la novela “El cuento de la criada” de Margaret Atwood. Casey, por lo tanto, no lo dudó, y tras alertar a sus compañeros de trabajo, llamó al 911 para dar aviso a los policías ante el intento de suicidio.

La policía llegó, entró al edificio de una familia suiza que se encontraba en Nueva York hace pocos años y pidiendo permiso al portero, empezó a subir buscando detener la desgracia que es un suicidio. Pero apenas llegó al último piso, miró para todos lados y solo terminó dando con un parasol rojo de pompón blanco arriba. Se sacó una foto con quien supuestamente era mujer disfrazada de criada e informó a Casey que todo estaba en orden.

Esto tranquilizó a la joven. Quien explicó a Clarín su decisión de llamar al 911, “hay tantas cosas que pasan en la política del país que no me sorprendería que alguien tomara una decisión como esa. Por eso, la situación se volvió muy aterradora”. Para después de aconsejar: “Creo que los neoyorquinos deben cuidarse unos a otros y cuando uno ve algo así, tiene que hacer algo”.

Ya más calmada, Casey publicó lo ocurrido en su twitter, obteniendo casi 120 mil retweets y más de 400 mil ‘me gusta’, convirtiéndola en la protagonista de uno de los hechos más comentados de la jornada.

“Hoy pensé que había visto a una mujer vestida de criada a punto de saltar de un edificio. Llamé al 911”, publicó Casey en su cuenta de Twitter. Mostrando en la imagen la foto que le envía el policía junto con un: “Es una sombrilla, está todo a salvo”.

Pero no solo ella pensó eso cuando vio la sombrilla, ya que Chelsea Stoutenburgh también pensó lo mismo.

“¡Trabajo cruzando la calle de ella y casi hice lo mismo!”, dijo Chelsea en Twitter.

La situación obviamente, provocó diversas e hilarantes reacciones

Partiendo por el “Bendita sea”, de la cuenta de Twitter del recinto de policías número 19 de Nueva York.

Siguiendo por el “Salvaste una vida. Heroína”, de otro usuario de la red social. Y su consiguiente respuesta que provino de otra cuenta: “La vida de un paraguas también es importante, digo yo”.

“Fe restaurada en la humanidad”, puso otra usuaria de Twitter.

“Esto supera totalmente a la vez que tuve que llamar al 911 por un hombre desnudo tratando de cavar un árbol de la acera con sus manos desnudas. Durante una pausa en la conversación, dije nerviosamente, ‘él podría estar teniendo un episodio psicótico’ y el oficial de Staten Island en el otro extremo dijo, ‘¿usted de verdad lo cree?'”, dijo Wendy Brandes.

“Una vez me ofrecí para ayudar a un ciego a cruzar el camino. En realidad tenía buena visión y llevaba el poste de cortina blanca que acababa de comprar”, dijo otra usuaria. A lo que la siguió otra usuaria diferente: “Me ofrecí para ayudar a una señora ciega cerca de un coche estacionado en el pavimento. Ella también tenía buena visión y era una entrenadora de perros guía”.

“Creo que veo a otro que quiere saltar aquí en Washington DC”, dijo un usuario de la red social.

Por último Netflix escribió “Ofumbrella“, en alusión al nombre que reciben las criadas en la novela.

Puede interesarte