Por Daniela Morano
25 julio, 2018

La mujer grita en shock, aunque cometió una acto ilegal frente al palacio de Windsor.

Si hay alguien que debe cumplir al pie de la letra con su trabajo, pasar horas y horas en la misma posición y cumplir su rol a como de lugar, esos son los guardias del palacio de Windsor. Estos tienen un rango tan alto en la milicia, que salirse de protocolo es definitivamente mucho más grave que Meghan Markle cruce «incorrectamente» sus piernas en un evento público.

Es por eso que resulta difícil juzgar a este hombre quien caminaba como de costumbre por el frente del palacio y al no poder detenerse -pues forma parte de sus obligaciones mantener la postura- empuja a una turista que se cruzó en su camino para tomarse una foto.

La mujer había cruzado la barrera, y gritó en shock cuando fue empujada. No sufrió ninguna lesión y el guardia continuó su camino.

Es normal que los turistas intenten tomarse fotos con los guardias en sus tradicionales uniformes sin embargo si alguien impide que lleven a cabo sus tareas estos gritan «Make way for the Queen’s Guard» (abran paso para la guardia real británica).

 

El Ministro de Defensa dijo al respecto que «La División de Hogares se enorgullece de cuidar a Su Majestad y se siente honrada de que vengan personas de todo el mundo para ver nuestro espectáculo ceremonial».

Estos guardias han formado parte de la historia de la realeza durante más de 350 años y han defendido a la monarquía desde que Carlos II llegó al trono en 1960.

Algunos estarán de acuerdo con la turista y otros con el guardia, pero sea como sea, traspasar barreras en cualquier lugar es ilegal, y quien lo haga deberá atenerse a las consecuencias.

Puede interesarte