Por Daniela Morano
6 agosto, 2018

“Córtale el cuello”, le dicen al chico poniéndole un pollo en la mesa. Él, terriblemente angustiado, se quiebra.

Un serio debate moral ha generado este video de un experimento social ideado por PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), quienes se dedican a ejercer los derechos justos hacia los animales. Si bien se han visto involucrados en distintas polémicas, esto no los ha detenido de crear contenido como el de este video, donde le preguntan a un niño y una niña qué es lo que más les gusta comer.

Cuando ellos responden carne y pollo, les piden que preparen un sándwich. Pero no se esperaban que al presentarles los ingredientes, no estuviese presente la carne. A un costado, les acercan una gallina viva y unos cuchillos, los cuales piden que utilicen para matarlos.

La reacción de los niños no es inusual. Ambos lloran, sin poder creer lo que les están pidiendo. La idea del video es generar conciencia, pero muchos usuarios en Twitter han criticado la manera en que están intentando hacerlo.

Algunos criticaron el utilizar niños para su video:

Mientras que otros se cuestionaron quién estaba realmente en el error en esta situación: si aquel que muestra el horror o quien lo comete.

El debate da para largas discusiones, pues muchos no estarán de acuerdo con el maltrato animal mientras que otros lo ven simplemente como la evolución del ser humano o como parte de una (o varias) culturas. Quizás un punto en el que muchos están de acuerdo es que utilizar a niños para probar un punto es una de la manera más crueles de hacerlo.

Quienes no quieran ser conscientes de las cosas jamás lo serán, más allá del shock que pueda producir un video unos minutos.

Puede interesarte