Por Macarena Faunes
5 noviembre, 2019

Tras ser expulsada de su casa, Verona vivió meses en un auto. La deportista necesitaba dinero y un productor de la industria le ofreció participar en su primera película.

Muchos jóvenes no dedican su vida a lo que se perfeccionaron. Las circunstancias de la vida nos llevan por camino desconocidos. Las deudas se acumulan y las monedas con suerte nos alcanzan para llegar a fin de mes. A veces tenemos que tomar drásticas decisiones, como esta.

Una gimnasta olímpica dejó el deporte para dedicarse a la industria del cine para adultos. Le ofrecieron una gran suma de dinero por desnudarse frente a las cámaras. Ya lleva 8 años dedicándose a esto y no se arrepiente en lo absoluto. Cuenta su historia con mucho orgullo en un libro autobiográfico que está próximo a publicar.

Getty Images

Verona van de Leur es una ex profesional holandesa de 33 años. Su carrera comenzó en 2002 cuando fue subcampeona de Europa con tan solo 16 años. Su trayectoria iba tan bien, que fue elegida como la atleta del año en esa misma época.

Getty Images

En 2008 se retiró a causa de la mala relación que tenía con sus padres. La echaron de casa y se vio en la necesidad de encontrar un trabajo pronto. Necesitaba mantenerse.

Simply Verona

Utilizó sus ahorros para quedarse en hoteles junto a su novio. Ella misma relató a Marca, que llegó a dormir en un auto para refugiarse. Lo poco que le quedaba, lo usaban para comprar comida y asearse en gimnasios locales. Sus días de gloria habían acabado.

Instagram @veronagymnast2

“Pasamos inviernos muy duros, con la nieve cubriendo el coche y hielo en los cristales”.

-Verona van de Leur a Marca-

Instagram @veronagymnast2

Verona pasó 72 días en la cárcel tras sobornar a una pareja con fotografías de ellos teniendo sexo. La policía encontró pornografía infantil en su notebook y un arma en el vehículo donde dormía.

Instagram @veronagymnast2

Tras salir de su encierro, recibió una oferta muy tentadora: protagonizar películas para adultos. Aceptó sin dudarlo dos veces.

Instagram @veronagymnast2

“Me ofrecieron tal cantidad que no pude rechazarlo. Eso podía darme un futuro con el que siempre había soñado”.

“No soy la clásica actriz porno. Lo considero un trabajo”.

-Verona van de Leur a Marca-

Ha podido juntar una gran cantidad de dinero durante todos estos años, por lo que espera retirarse de la industria al finalizar el 2019. No se arrepiente de su decisión. Espera que ‘Simply Verona’, el relato con el que cuenta su historia, llegue muy pronto a las librerías nacionales.

Las necesidades económicas son parte de nuestra vida. No podemos hacerles el quite. Debemos afrentarlas como las personas maduras que somos. Si sientes que las decisiones que tomas son las correctas, todo está bien. No tienes por qué darle explicaciones a nadie. Eres la dueña de tu propio destino.

Puede interesarte