Por Javiera Irarrázaval
5 octubre, 2017

Indignante.

Muchas personas prefieren comprar objetos reutilizados, comúnmente llamados de segunda mano. Es una forma de cuidar más el planeta, que ya está saturado de tanta materia prima, que finalmente contamina nuestro ecosistema. Se ha difundido en internet, la historia de una  mujer que compró un nuevo sofá para su hogar, pero se encontró con una desagradable sorpresa.

Una mujer compró un sofá en el mercado ambulante y se llevó una enorme sorpresa al revisarlo. El relleno del mueble, era asqueroso. 

YouTube

Estaba relleno con toallas sanitarias y pañales desechables, que estaban escondidos debajo del hule, que se rompió fácilmente. 

Las imágenes del sillón rápidamente se hicieron virales.

¿Has escuchado una historia como esta?