Por Cristofer García
9 enero, 2020

Las nubes de cenizas del Shishaldin han pasado los 8 kilómetros de altura, pero esta actividad no ha afectado a ningún habitante.

En alerta roja y naranja han declarado al volcán Shishaldin en Alaska, Estados Unidos, por su reciente actividad volcánica. Es el más activo de las Islas Aleutianas de Alaska, que son una serie de pequeñas islas volcánicas.

El 7 de enero el Observatorio de Volcanes de Alaska declaró al volcán en alerta roja por las importantes emisiones de cenizas, que se habían e intensificado. Las nubes de cenizas, en ese momento, pasaban los 8 kilómetros de altura.

En principio, con la primera erupción el 3 de enero, el Observatorio declaró la alarma naranja, que califica cuando existe una erupción volcánica que presenta riesgos limitados para las comunidades terrestres. Mientras, la roja significa que la erupción volcánica mayor es inminente, en curso o se sospecha que tiene actividad peligrosa tanto en tierra como en el aire.

Observatorio de Volcanes de Alaska

No obstante, en este caos la advertencia roja solo duró un día, debido a una fuerte erupción. Actualmente el Shshaldin se encuentra en alarma naranja y el propio Observatorio ha informado que ninguna comunidad en las cercanías el volcán se han visto afectada por al actividad.

«Emisiones significativas de cenizas terminaron alrededor del mediodía. La erupción de bajo nivel continúa», informó el Observatorio en su cuenta en la red social Twitter, el 8 de enero, para determinar que la fuerte erupción se había calmado.

Este volcán Shishaldin de 16 kilómetros de diámetro, es uno de los volcanes más activos de Alaska. De acuerdo a La Vanguardia, la población más cercana se encuentra en la isla False Pass donde viven alrededor de 40 personas y se encuentran fuera de peligro.

No obstante, el observatorio ha solicitado a los residentes de False Pass o Cold Bay, otra de las poblaciones cercanas al volcán, reportar la presencia de cenizas en sus zonas.

En Cold Bay se reportó la presencia de ceniza, mezclada con lluvia y nieve, proveniente de las erupciones del Shishaldin. Según La Vanguardia, Angela Simpson, administradora del pueblo, dijo que el impacto más significativo fue el retraso del vuelo comercial regional que se esperaba ese día.

Observatorio de Volcanes de Alaska

La amenaza de erupción de este volcán se suma a otros desastres naturales que ocurren en este inicio de año como el terremoto de Puerto Rico y los incendios en Australia.

Puede interesarte