Por Antonio Rosselot
30 noviembre, 2017

Luego de su participación se donaron más de 100 millones de dólares a la investigación del ELA.

Todos recordamos el Ice Bucket Challenge, práctica que estuvo de moda hace unos años en todo el mundo. Esta campaña se llevó a cabo para fomentar la solidaridad hacia los enfermos y enfermas de esclerosis lateral amiotrófica (ELA, o ALS en inglés), y así impulsar las donaciones para la investigación de esta rara y letal enfermedad.

El desafío consiste en darse un baño con agua fría y hielo, generalmente desde una cubeta. Algo que sería digno de Los Tres Chiflados, si no respondiese a una importantísima causa.

Y ahora, una de las personas que dio origen y sentido a esta campaña ha dejado este mundo. Hablamos de Anthony Senerchia, de 46 años, quien falleció debido a complicaciones severas del ELA que le diagnosticaron hace ya 14 años. Anthony dejó en vida a su esposa Jeanette y su hija Taya, de 9 años.

Pelham Plus

¿Cuál fue el rol de Senerchia en la masificación del Ice Bucket Challenge? Hagamos el recuento de hechos. Se dice que la primera persona que asoció este desafío a la enfermedad fue el golfista Chris Kennedy, quien a su vez es primo de Jeanette, esposa del fallecido Senerchia. Kennedy nominó a su prima para hacer el desafío, y antes de mojarse por completo, ella contó la historia de su marido y la usó como inspiración.

Chris Kennedy, primo de la esposa de Anthony Senerchia, haciendo uno de los primeros Ice Bucket Challenge. (YouTube)

Luego de ese impulso inicial, el desafío alcanzó límites insospechados: en el verano de 2014, se donaron cerca de 115 millones de dólares para la investigación del ELA.

USA Today

Anthony Senerchia tuvo una vida llena de complicaciones, pero a su vez, también hizo algo por la sociedad. Después de destacar como jugador de fútbol americano mientras estudiaba ingeniería civil en el Manhattan College, se estableció como project manager de una constructora neoyorquina y en paralelo organizó una liga de fútbol juvenil en Pelham, su lugar de nacimiento.

Pelham Funeral

En su obituario se puede leer: “La actitud positiva y espíritu luchador de Anthony le permitió vencer a los médicos”. ¿Por qué? Porque vivió diez años más de lo que éstos le habían diagnosticado. Y ahora, celebramos su partida y agradecemos su gran aporte a la causa. ¡Descansa en paz, Anthony!

Puede interesarte