Por Diego Cid
20 octubre, 2017

Toda una tripulación luchaba contra sus violentos esfuerzos…

Creo que es una lección que nunca está de más aprender, pero los bienes materiales nunca valdrán más que la propia vida. Sí, se entiende que muchas veces puede costar una gran cantidad de esfuerzo la adquisición de uno de estos, pero nunca va a valer más que la vida misma y siempre se puede volver a tener otro.

Por lo mismo, resulta realmente impactante lo que está mujer quiso hacer tras la pérdida de su teléfono celular.

Casi lo que parecería un suicidio, intentó aventarse a mar abierto.

YouTube

El video muestra a la mujer siendo contenida por el resto de los pasajeros mientras intentaba saltar de la embarcación en la costa de la ciudad Dali en la provincia de Yunnan, en China, el 14 de octubre.

La tripulación también agotó sus esfuerzos para evitar que la mujer pudiese perder la vida en su arriesgada maniobran, mostrando la preocupante dependencia que tenía con el aparato, el cual habría contenido importantes documentos.

El teléfono no se pudo recuperar y esto nos ofrece un alarmante y poco esperanzados futuro, donde en más de una ocasión personas han perdido la vida por cuidar de sus teléfonos o se han accidentado por usarlos mientras manejan o realizan otras actividades que requieren total concentración.

Puede interesarte