Por Constanza Suárez
17 junio, 2019

Sería una gran solución para el problema con nuestros desechos.

La contaminación por el plástico en el planeta es un problema que crece como una bola de nieve. Hemos comprobado como el plástico está por todos lados, especialmente en nuestros océanos, donde terminan aproximadamente 9 millones de toneladas de estos desechos, amenazando nuestros ecosistemas, la vida silvestre y la salud humana.

Pero hay un tipo de plástico al que no le hemos puesto la atención necesaria y que es particularmente destructivo para el planeta: los artículos hechos de poliuretano. Este polímero es resistente y lo utilizan en asientos de bicicletas, mangueras, el material acolchado dentro de los zapatos y materiales de embalaje.

Reuters

El material ha sido considerado no biodegradable por mucho tiempo porque sus enlaces químicos son muy fuertes. Por lo general, se reduce por incineración, que libera gases dañinos para el ecosistema. Además el sol y las olas lo descomponen lentamente en partículas micro plásticas, convirtiéndose en una amenaza para la vida marina.

A pesar de la mínima consciencia que hemos tomado en torno a este caso, hay personas que están dedicando sus horas de trabajo y vida en buscar soluciones. Y una de ellas podría estar en la naturaleza.

Universidad de Yale

En 2011, 20 estudiantes de pregrado del Departamento de Biofísica Molecular y Bioquímica de la Universidad de Yale viajaron a Ecuador con el profesor Scott Strobel para un viaje de investigación anual, para recolectar organismos endofitos: hongos o bacterias que viven al menos parte de su vida en simbiosis en los tejidos de las plantas sin causar enfermedad. Y descubrieron un hongo que solo come poliuretano.

Universidad de Yale

El hongo llamado Pestalotiopsis microspora puede degradar plástico, pero lo que lo hace distinto a otros que tienen la misma capacidad, es que puede hacerlo en ambientes anaeróbicos (sin oxígeno), lo que significa que potencialmente podría prosperar en el fondo de los vertederos, según comentó el equipo científico en su artículo “Biodegradación de poliéster poliuretano por hongos endófitos“, en la revista Applied and Environmental Microbiology en 2011.

Getty

Puede interesarte