Por Catalina Yob
7 julio, 2017

Su historia provocó cambios en la legislación actual de Estados Unidos.

Un día como cualquier otro y tras salir de la escuela, Trevicia Williams de 14 años se dirigió como de costumbre hasta el automóvil de su madre, quien la esperaba a las afueras del recinto para llevarla a casa. En el camino, ella pronunció unas palabras que marcaron por completo el curso de su vida y los cuales en definitiva arruinaron su vida. 

Con tan sólo 14 años de edad, su madre le dijo que ese día contraería matrimonio con un hombre de 26 años y a quien jamás había visto en su vida. En lugar de ir a casa, Williams fue trasladada hasta el tribunal para casarse legalmente en la ciudad de Houston, en Texas.

Hasta el día de hoy, Trevicia no entiende cómo, ni por qué su madre tomó aquella decisión. Y es que a pesar de que con el transcurso del tiempo la perdonó, ella no puede evitar mencionar que tal escabroso hecho arruinó su vida.

“Mucha gente me pregunta por qué pero no tengo una respuesta concreta sobre por qué mi madre me casó con él. Puedo decir que la perdoné, pero aún así no puedo olvidar lo que ella hizo”.

Trevicia Williams
Trevicia Williams

El vínculo matrimonial duró desde el año 1983 hasta 1987, en donde Williams oficializó su petición de divorcio tras lidiar con un matrimonio “violento y tumultoso”. Casi dos años después de la boda, Trevicia dio a luz a su primera hija, tan sólo meses de haber cumplido 16 años.

A pesar de que su adolescencia estuvo marcada por el dolor, Trevicia salió adelante e impulsó su futuro a través de los estudios profesionales, los cuales le permitieron sustentarse por sí misma.

Trevicia Williams
Trevicia Williams

 

Su historia fue uno de los elementos que potenció el cambio a la legislación estadounidense, la cual en el pasado permitía que los menores de 16 años contrajeran matrimonio. Actualmente, es ilegal casarse antes de los 18 años.