Por Felipe Costa
12 noviembre, 2020

Los arqueólogos encontraron rocas con indicios del año 400 d.C.

Cuenta la Biblia que hubo una vez una mujer que mantenía un flujo de sangrado incesante durante 12 largos años, que ningún doctor ni medicina de la época pudo ayudarla ni decirle el mal que padecía. Frente a esto, la mujer había escuchado de los milagros de Jesús así que un día, se le acercó y tocó su manto, en ese instante quedó curada.

Hasta ahora no había ningún rastro de mayor información sobre este hecho, pero recientemente, arqueólogos de la Universidad de Halifa encontraron los restos de la iglesia situada en el lugar donde se habría dado es supuesto milagro por parte de Jesús.

Excavaciones – Pen News

Los expertos creían que en la antigua ciudad de Banias, rebautizada como Cesarea de Filipo durante la vida de Jesús, se hallaría el buscado templo y efectivamente así fue.

Según cuenta la historia, una vez que la mujer fue sanada, junto a los manantiales erigió una estatua para conmemorar el hecho, este lugar queda precisamente en Altos del Golán un sitio entre Siria y el Líbano.

Lo ocurrido con la estatua, diece el profesor Adi Erlich es que, según fuentes antiguas, ésta se rompió con el tiempo y sus pedazos fueron exhibidos y entregados como reliquias.

Sector de Manantiales – Pen News

“Sugerimos que la iglesia revelada por nosotros podría haber sido esta iglesia que estaba relacionada con el milagro. Hay otra iglesia excavada hace unos 30 años al otro lado de los manantiales, pero nuestra pequeña iglesia es más un monumento que una basílica”.

–Dr. Adi Erlich al Daily Mail

Además, arqueólogos encontraron una piedra tallada con marcas de cruces que serían de los primeros peregrinos al lugar, allá por el año 400 d.C.

En el mismo lugar, también aparecieron rastros de lo que habrían sido un espacio romano pasado dedicado al Dios Pan. Esto confirmaría entonces el origen del nombre Banias, proveniente de Panias en honor al mismo Dios.

Piedra tallada – Pen News

El por qué la iglesia estaría bajo tierra, se habría debido a los terremotos, siendo la primera fase del templo golpeado por éstos, hundiéndola  un metro y la segunda fase hundida por el abandono del cristianismo en el lugar y el ascenso del Islam, aunque falta por confirmarlo.

Restos de la iglesia – Pen News

Finalmente, esta excavación, ordenada por la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel, permitió dar con un sitio histórico, pese a si la mitología llega a ser cierta o no, pues dio paso a encontrar estructuras que se daban por perdidas de una civilización humana con mucha historia aún por contar.

Puede interesarte