Por Felipe Costa
25 marzo, 2021

Identificadas como “La Gorda y La Flaca”, se acercaron al puesto de duraznos de una niña huérfana mientras ella estudiaba. Le quitaron el celular de las manos y se dieron a la fuga. Fueron capturadas y ahora están a la espera de lo que sentencie el juez.

Hay quienes creen que ante la necesidad uno puede llegar incluso a delinquir, pero la verdad, poco se puede llegar a comprender cuando las delincuentes amedrentan contra una menor de edad indefensa, en plena calle y mientras intenta educarse. Es difícil de creer, pero dos mujeres en la ciudad de Potosí, Bolivia, fueron detenidas por robarle a una niña en el mercado.

Kandire

Luego de una denuncia a la policía, comenzó la investigación a dos mujeres que pasaban por el Mercado de Chuquimia y aprovecharon la oportunidad para robar. Su víctima: una niña huérfana que tenía un puestos de duraznos en la calle, el cual atendía a la vez que asistía a sus clases online con un teléfono.

Reconocidas como “La Gorda y La Flaca”, se acercaron por detrás de la niña de 11 años cuando estaba pendiente de su profesor. Le quitaron el dispositivo de sus manos y se dieron a la fuga.

Policía de Potosí

Descritas como mujeres de entre 25 y 30 años por la pequeña, no pasaron mucho tiempo en el anonimato antes de que las volviesen a ver, siendo inmediatamente detenidas y puestas bajo investigación por robo y a la espera de un juicio.

La víctima es conocida en el lugar por ser huérfana de padre y madre, teniendo únicamente a su abuela como familia. De hecho, el celular le pertenecía a la anciana, quien se lo prestaba para que no se perdiera sus clases y pudiese seguir estudiando.

Ambas viven con lo justo, es por eso que ya teniendo 11 años tiene que ayudar a la adulta mayor a sacar a flote el pequeño puesto que tienen y con el que se ganan la vida.

Policía de Potosí

Al conocer el hecho, la comunidad y los mismos agentes de la Policía, destacaron la voluntad de la pequeña por querer estar presente en la escuela, así que le hicieron la entrega de un celular nuevo para las dos. De esta forma la nieta no solo podrá seguir estudiando todos los días, sino que además contarán con una forma efectiva de comunicarse entre ellas.

Puede interesarte