Por Cristofer García
7 octubre, 2021

Un ginecólogo del hospital Reina Sofía de Murcia, España, señaló a la homosexualidad como la “enfermedad actual” que padece Alba Aragón, una chica de 19 años que fue a su consultorio por sufrir de sufrir de proiomenorrea.

Mucho es lo que se ha logrado en cuanto a los derechos de las personas LGTB, pero eso no significa que los prejuicios y la discriminación haya terminado. Recientemente en la región de Murcia, España, una joven recibió un diagnostico en el cual se señalaba la enfermedad actual que padecía era “homosexualidad“.

Esto sucedió en el hospital Reina Sofía de Murcia, donde Alba Aragón, de 19 años acudió a una consulta ginecológica y el resultado del informe médico fue este diagnóstico que resultó ofensivo tanto para ella como para la comunidad LGTB, según reseñó La Opinión de Murcia.

La joven había asistido al médico debido a que necesitaba un tratamiento por sufrir de proiomenorrea (periodos menstruales cortos). El profesional también le recetó ingerir un comprimido anticonceptivo como parte del procedimiento, pero lo que causó indignación que señalara el ser homosexual como una enfermedad.

La Opinión de Murcia

En conversación con este medio, Aragón resaltó que era la primera vez que asistía a una consulta de ginecología, por lo cual creyó que era prudente comentarle al doctor sobre su condición sexual. Pero no creía que fuera recibir esta discriminación.

“Yo le conté mi condición sexual por si influía en el diagnóstico y no noté nada raro, no hizo ningún comentario. Después él me dijo si me importaba que lo pusiera en el informe y yo le dije que no. Lo que no me esperaba es que apareciera en el informe textualmente como enfermedad“, expresó.

“No puede ser que en pleno siglo XXI ocurran estas cosas en la Sanidad pública, cuando hace ya mucho que se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad”, añadió.

La situación rápidamente se hizo conocida y tanto activistas como organizaciones salieron a denunciar tal discriminación. La Asociación Colectivo Galactyco, defensora de los derechos de los gay, lesbianas, bisexuales y trans, calificó el hecho como un “trato vejatorio por LGTBIfobia“.

Alba Aragón

“Fue en 1990 cuando la Organización Mundial de la Salud retiró de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad, y sin embargo, 31 años después, en el Sistema Murciano de Salud algunos profesionales continúan asumiendo la orientación sexual como una enfermedad”, dijo la organización en un comunicado.

“(La) ignorancia manifiesta con tintes lgtbifóbicos que supone relacionar orientación sexual con enfermedad”, añadió la asociación, con la intención de hacer un llamado a las autoridades a tomar cartas en el asunto para que esto sea sancionado.

Piden “aplicar la Ley 8/2016 de 27 de mayo, de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, que tras 5 años aprobada permanece como un adorno legislativo”.

La Opinión de Murcia

Además, exigieron que los responsables ofrezcan unas disculpas a la joven por este trato discriminatorio, porque tanto el gobierno como los funcionarios de la salud están sujetos a respetar la orientación sexual de cada persona.

Puede interesarte