Por Diego Cid
29 mayo, 2017

No estaba muy atento a las señales del tránsito.

Es entendible los seres humanos nos atrasemos de camino a nuestros destinos, pero siempre es bueno tener en mente que las leyes del tránsito están para respetarlas y si hay alguna advertencia en el camino es porque claramente hay motivo. Eso no fue lo que pensó este joven al ver un cartel que rezaba “cemento fresco” y bueno, se metió en una situación bastante pegajosa.

Associated Press

Shadrach Yasiah, de 19 años, ahora podrá recibir una multa bastante cara luego de atascar su vehículo en cemento fresco luego de arrastrarlo por unos 8 metros en una calle de Lincoln, Nebraska, a través de los conos de tráfico, el miércoles 24 de mayo de 2017. Según el informe de la policía, no era tan obvio que éste aún no estuviera seco, pero hay alguien que se opone a esta versión.

Facebook

El ingeniero a cargo, Thomas Schafer, acusa al conductor de ser responsable por los daños y su futura reparación.

El problema es que la suma, estimada según los contratistas, asciende a $10.000 dólares por el hecho de quitar el vehículo, remover el cemento arruinado y volver a realizar todo el proceso para que la calle termina como originalmente estaba considerado.

“El arreglo se había realizado menos de 30 minutos antes de que él condujera sobre éste. No estaba habilitado de ninguna forma para el acceso de un vehículo y aún así lo hundió hasta los ejes”.

Tomas Shafer en entrevista para Fox 42.

Associated Press

Tomó más de dos horas poder sacar el auto y generó un largo embotellamiento. Yasiah no pudo ser contactado para comentar sobre su error.

Puede interesarte