Por Luis Lizama
7 octubre, 2020

Es un hecho bastante particular, que se genera porque los rayos del sol penetran la mitad inferior de las gotas de agua. Generalmente el segundo arcoíris es más pequeño y con los colores invertidos.

Un arcoíris (también conocido como arco iris) es un fenómeno óptico y  metereológico de una belleza única. Sus colores pintan el ambiente con una sensación especial, con la lluvia y el sol como protagonistas. Su origen recae en la refracción de los rayos solares en las pequeñas gotas de agua, contenidas en la atmósfera.

En esta oportunidad, apareció no uno sino dos de ellos en los cielos de Bolonia (Italia), maravillando a todos sus habitantes. El que aparezca un arcoíris es un hecho bastante usual, pero uno de tipo “doble” es un verdadero regalo de la naturaleza. 

Acá te dejamos una selección con las mejores postales que dejó este bello fenómeno:

Cesare Cremonini

Probablemente muy pocas personas sean quienes han visto un arcoíris doble, dada su poca frecuencia en relación a los tradicionales. 

Cesare Cremonini

Este segundo arco iris es como un arco externo del principal, más tenue y con sus colores invertidos. El rojo está en el interior y el violeta hacia el exterior. 

Lalla Montana 

Diversas publicaciones en rede sociales dieron cuenta del paisaje que se formó con el doble arcoíris. Así lo contó el sitio oficial de Bolonia (bologna.repubblica.it):

“Un espectáculo maravilloso, un pequeño regalo del cielo en la fiesta de Bolonia: ayer era San Petronio, patrón de la ciudad, y apareció este doble arco iris, fotografiado en la Piazza Maggiore, desde las ventanas del Palazzo d’Accursio, por Giorgio Bianchi para el Municipio de Bolonia. La vista desde los cerros también es espléndida, como contó Cesare Cremonini en Instagram (una foto que obtuvo 82 mil me gusta en 12 horas)”.

–se lee en la publicación de bologna.repubblica

Ana María Oanea 

Según indican algunos sitios web, este doble arcoíris se produce cuando los rayos solares atraviesan las gotas de agua, pero en su parte inferior, saliendo tras rebotar dos veces en el interior. Así, los rayos se cruzan y sale desde la gota en orden inverso, lo que produce la inversión de colores y menor intensidad (por la pérdida de energía al rebotar).

Elisabetta Moretti 

Así como este hermoso fenómeno, hay otros tantos que la naturaleza guarda para los momentos especiales.

Si alguna vez observas un doble arcoíris no lo dudes: Contémplalo lo más que puedas y tómale una fotografía.

Puede interesarte